LIberbank pierde un 43% en 10 días arrastrado por la crisis del Popular

Liberbank cayó ayer un 17,57%, en su décima jornada consecutiva a la baja. El temor de los accionistas a perder su dinero, como les pasó a los de Banco Popular, y la especulación de los inversores bajistas ha propiciado un desplome del 43,8% en diez días, que ha dejado la capitalización del banco en 631 millones de euros. Ayer la acción cerró en 0,680 euros – tras caer a un mínimo de 0,516 euros -, frente a los 1,145 euros a los que cotizaba hace sólo una semana.

Ante esta caída libre, algunos accionistas de referencia y varios consejeros de Liberbank han optado por comprar acciones de la entidad, para frenar el desplome y lanzar un mensaje de confianza. La Fundación Masaveu, cuarto mayor accionista, aumentó ayer su participación en el banco hasta el 5,7%, tras adquirir 719.000 títulos en el mercado. El consejero delegado, Manuel Menéndez, adquirió el jueves 80.000 acciones y 129.000 derechos futuros, incrementando su participación en el banco hasta el 0,048%. Entre otros dos consejeros se hicieron con otras 37.000 acciones.

El consejo del banco emitió un comunicado en el que manifestó su “plena confianza en la solvencia, liquidez y capacidad de atención a todos los clientes” para despejar las dudas ante la “reciente volatilidad bursátil” y expresó su “firme compromiso con la entidad y con su desarrollo, reafirmando su vocación de estabilidad en el accionariado del banco, conscientes de sus fortalezas y su capacidad de generar valor”. Fuentes de la entidad citadas por los diarios lamentaron el “ataque furibundo” en Bolsa, que tildaron de “una injusticia y una locura que no se justifica” con los datos de solvencia y subrayaron que los clientes no están retirando depósitos ni capital, sino que se trata de un “tema especulativo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar