El Pacto por el Referéndum de Cataluña vió frustrado el inicial apoyo unánime

El Pacto por el Referéndum se reunió ayer sin lograr un apoyo unánime a la celebración de una consulta no avalada por el Estado, debido al rechazo de Catalunya en Comú y de Podem a la llamada ‘vía unilateral’. El coordinador de la comisión ejecutiva del Pacto, Joan Ignasi Elena, anunció la disolución de dicha comisión, aunque la plataforma continuará como lugar de “debate”, explicó. En su declaración final, la ejecutiva destaca la “utilidad” del Pacto Nacional dada su “transversalidad ideológica, social y territorial” e insta a la Generalitat y al Gobierno a “continuar buscando los caminos de diálogo necesario”. En su comparecencia en rueda de prensa, Elena señaló que el Pacto “ni avala ni desautoriza” un referéndum unilateral porque “no se posiciona” respecto a esta cuestión. “El pacto sigue vivo”, añadió.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, indicó que no cierra la puerta a la negociación con el Estado, pero que la falta de acuerdo “no frena la acción del Govern” y confirmó que en los próximos días pondrá “fecha y pregunta” al referéndum. El jefe del Govern garantizó la “seguridad jurídica” de los trabajadores públicos en la organización de la consulta.

El coordinador general de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, advirtió de que “las vías rápidas van en contra de las propias aspiraciones soberanistas” y defendió que sólo se puede lograr una “consulta efectiva” desde la “mayoría transversal” que representa el Pacto Nacional por el Referéndum. La formación de Ada Colau insistió en reclamar un referéndum “efectivo y con garantías” que, aseguró Domènech, “suscita apoyos en el resto de España”.

El secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, reivindicó el Pacto como “herramienta imprescindible” ante los “ataques del PP contra el derecho a decidir” y exigió al Govern que “explique sus planes”.

La CUP pidió que el Pacto impulse un “debate nacional” sobre el ‘sí’ o el ‘no’ a la independencia y que no se alargue “el proceso soberanista como estrategia”. El diputado Benet Salellas afirmó que “la única manera de sumar aliados es hacer creíble el referéndum por la vía de su convocatoria”.

El diputado de Junts pel Sí Lluis Llach aseguró que su grupo “continuará buscando hasta el último momento” el acuerdo con el Estado, pero “hará lo que sea” para celebrar la consulta.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar