Nuevo revés sobre el referéndum de Cataluña, esta vez desde la UE

 

La Comisión de Venecia ha remitido una carta al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la que le indica que cualquier referéndum tendría que realizarse “de conformidad con las autoridades españolas” y siempre en el marco de la Constitución y la legislación vigente.

Este es el segundo revés que recibe el movimiento soberanita después del recibido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se negó abiertamente a negociar el referéndum.

La misiva de este órgano asesor del Consejo de Europa responde a la que Puigdemont le remitió el pasado 29 de mayo, en la que le informaba de la voluntad del Ejecutivo catalán de celebrar un referéndum. La misiva, de solo dos párrafos, subraya que la UE “ha enfatizado consistentemente la necesidad de que cualquier referéndum se lleve a cabo en pleno cumplimiento con la Constitución y con la legislación aplicable”.

El presidente de la Comisión de Venecia, Gianni Buquicchio, advierte a Puigdemont que debe ser consciente de que tanto la voluntad de celebrar un referéndum como de cooperar con el organismo que dirige debe hacerse de acuerdo con las autoridades españolas. Agradece al presidente de la Generalitat haberle informado de la resolución adoptada por el Parlamento catalán, que dice haber leído con “gran interés”, y “toma nota” de la intención de la Cámara catalana de cooperar con la institución para la consecución de una consulta acordada.

PUIGDEMONT CONSIDERA QUE LA COMISIÓN INSTA AL GOBIERNO A NEGOCIAR

 

El presidente de la Generalitat interpreta la carta remitida por la Comisión de Venecia insta al Gobierno central a negociar la celebración del referéndum. “Avala nuestra posición y hace un emplazamiento implícito a negociar el referéndum”, señaló ayer en su cuenta de Instagram. En esta misma línea, el coordinador organizativo del PDeCAT, David Bonvehí, cree que el organismo europeo ratifica la consulta acordada que defiende su formación, por lo que “lo único que falta es voluntad política” por parte del Gobierno central. En su opinión, la misiva “viene a ratificar la vía en la que siempre hemos creído, la vía escocesa”.

Por parte de la oposición, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, calificó de “obvias” las conclusiones de la Comisión de Venecia de que hay que respetar la Constitución, y descalificó de nuevo el intento de la Generalitat de explorar caminos que “no llevan a ninguna parte”. El líder del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, ve en la carta una “patada en el trasero” de Puigdemont. Por su parte, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, pidió al presidente de la Generalitat que “tenga valor” para explicarse en el Congreso.

EL PRESIDENTE ACUDIRÁ AL CONGRESO SI ANTES SE FIJA EL REFENRÉNDUM

 

Puigdemont se mostró ayer dispuesto a debatir en el Congreso de los Diputados con el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, pero solo después de haber fijado en la agenda el referéndum que pretende celebrar. El presidente catalán afirma, en una entrevista que publica el diario ARA, que no tendría “ningún problema” en ir al Congreso, aunque solo si es para “explicar por qué hemos llegado hasta aquí y lo que haremos los catalanes”. En ningún caso, añade, acudirá a la Cámara Baja a pedir permiso para convocar el referéndum, puesto que, según dice, no piensa participar en “una maniobra de escarnio para que el Parlamento español cierre las puertas al deseo de los catalanes de decidir” su futuro político.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar