Fraude de 158 mil litros de gasolina en la Ría de Arousa

Los hechos se iniciaron con motivo de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil encaminadas a la detección del tráfico de drogas en la zona de la Ría de Arousa. Durante las gestiones llevadas a cabo para el primer fin, se pudo observar como los tripulantes de varias embarcaciones desembarcaban garrafas con gasolina a tierra y las transportaban en sus vehículos particulares, lo cual llevó a la Guardia Civil a realizar numerosos controles operativos para detectar el fraude de gasolina subvencionada.

Tras observarse que los resultados de la investigación eran positivos, se decidió ampliar los controles a las principales gasolineras de la Ría de Arousa en ambas provincias, A Coruña y Pontevedra, se pudo observar que el volumen de embarcaciones que repostaban y sacaban las garrafas hacia sus vehículos privados era bastante superior a lo que se preveía a los inicios de la investigación.

El cálculo de la defraudación, además de las vigilancias de los agentes, incluyó en un complejo estudio documental sobre los datos de los repostajes en las embarcaciones sobre las que recaía la sospecha, contrastados con informes de Capitanía Marítima sobre las capacidades de los depósitos que tienen autorizados. Tras el cruce de todos los datos obtenidos, litros repostados y capacidad de depósito, se realizó un cálculo de la cantidad de combustible que 86 embarcaciones habían repostado fuera de sus depósitos, deduciéndose una cantidad estimada de 158.000 litros solo en la Ría de Arousa.

 

REPOSTAR HASTA SIETE MIL LITROS

Como ejemplo de la defraudación que se pudo llevar a cabo, solo una embarcación pudo llegar a repostar hasta 7.672 litros en exceso, lo cual supone que llevando el tipo de motor que posee a toda velocidad podría salir desde Galicia a Colombia y regresar, repitiendo el viaje de 8000 millas cada trayecto

Por otra parte, la Guardia Civil informa que esta es la cantidad mínima defraudada, pues llegaría a ser mayor pero imposible de cuantificar con exactitud debido a que se descartaron los reportajes inferiores o iguales a las capacidades de los depósitos autorizados. También hay que tener en cuenta que a diferencia del gasóleo, la gasolina no posee trazadores que puedan permitir su detección en el uso fraudulento fuera de los medios que tienen derecho a su utilización, lo que permite su uso en automóviles privados u otros vehículos sin derecho a la bonificación.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto