El Banco de España advierte que el envejecimiento merma a la mitad el crecimiento del país

El Banco de España, en su informe anual de 2016, publicado ayer, alerta de que el «menor ritmo de avance de la población» ya ha reducido el potencial de crecimiento del país del 3% del periodo 2001-2007 al 1,5% esperado para la próxima década. A pesar de la estabilización de la población en 2016 tras varios años de caída, el año pasado se produjo un aumento de la población mayor de 56 años del 1,6%. Esta evolución, que viene prolongándose desde 2008, ha impulsado la tasa de dependencia de un 5% al 29%.

Además, las proyecciones del INE, según el supervisor, apuntan a «aumentos muy intensos de esta variable en las próximas décadas, hasta alcanzar el 36% en 2026 y superar el 60% alrededor de 2045». Otro factor afectado por el envejecimiento es la tasa de actividad, para la que el Banco de España augura un descenso adicional del 21% hasta 2020. Además, avisa del reto que supondrá para el sistema público de pensiones. En este sentido, el organismo reclama «transparencia» en el debate sobre la reforma del sistema público. Sobre este asunto, LA VANGUARDIA titula: «El Banco de España advierte de un recorte para los nuevos jubilados». También EL PERIÓDICO destaca que «el Banco de España avisa del fuerte recorte de las pensiones futuras».

Por otra parte, el Banco de España, en el citado informe, cree que las perspectivas de que la fase expansiva de la economía española continúe son favorables, aunque asegura que el tono restrictivo de la política fiscal, que se deriva de la necesidad de cumplir con el objetivo de déficit para los próximos años pueden provocar una cierta moderación del ritmo de crecimiento. Precisamente, según destaca CINCO DÍAS, el Banco de España «insiste en la formación, la reforma educativa y la I+D para reforzar el crecimiento».

Por otra parte, El Banco de España recomendó ayer contener los márgenes empresariales y los salarios. Si bien, una vez observado cuál ha sido el comportamiento de unos y otros, la institución destaca que los convenios siguen recogiendo aumentos moderados de los sueldos incluso en los de firma más reciente. En cambio, tras un periodo de moderación entre 2014 y 2015, se produjo un repunte de los beneficios por encima de la evolución de los costes laborales. En este sentido

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar