El magistrado José Sierra será el responsable de la acción disciplinaria

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha designado al magistrado José Sierra Fernández, hasta ahora letrado jefe de la Unidad de Actuaciones Previas del órgano de gobierno de los jueces, para desempeñar transitoriamente el cargo de Promotor de la Acción Disciplinaria.

Sierra ejercerá el cargo hasta que se cubra la vacante producida por la marcha de su anterior titular, Antonio Jesús Fonseca-Herrero, que el pasado martes comunicó al presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, su renuncia por razones personales.

El artículo 606.6 de la Ley Orgánica del Poder Judicial señala que cuando por circunstancias excepcionales el Promotor se viera imposibilitado transitoriamente para ejercer sus funciones, “la Comisión Permanente proveerá, únicamente por el tiempo que dure dicha imposibilidad, a su sustitución nombrando a un magistrado que reúna los mismos requisitos exigidos al Promotor para su designación”.

Esos requisitos, según el artículo 606.2 de la LOPJ, consisten en ser magistrado del Tribunal Supremo o magistrado con más de veinticinco años de antigüedad en la Carrera Judicial.

José Sierra ingresó en la Carrera Judicial hace más de 27 años, en febrero de 1990, y tuvo su primer destino en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Fregenal de la Sierra, para servir luego en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valdepeñas y en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Soria.

En 1998 se convirtió en titular del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid y cinco años después pasó al Juzgado de Instrucción número 47 de la capital, ocupando posteriormente el Juzgado de lo Penal número 34, también de Madrid. En junio de 2015 obtuvo plaza de magistrado en la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid.

Sierra se incorporó en 2010 como letrado al Consejo General del Poder Judicial y en la actualidad era letrado jefe de la Unidad de Actuaciones Previas, que depende del Promotor de la Acción Disciplinaria y en la que se tramitan las actuaciones previas necesarias para la inicial comprobación y valoración de los hechos que pueden tener relevancia disciplinaria.

La plaza de Promotor de la Acción Disciplinaria se cubrirá según lo establecido en el artículo 606 de la LOPJ, que dispone que su nombramiento corresponde al Pleno del Consejo General del Poder Judicial y que, vacante el puesto, el órgano de gobierno de los jueces hará una convocatoria para su provisión entre magistrados del Tribunal Supremo y magistrados con más de veinticinco años de antigüedad en la Carrera Judicial.

Recibidas las solicitudes de quienes opten al cargo, en primera votación será elegido quien obtenga la mayoría absoluta y, sin nadie la obtuviera, se procederá a una segunda votación resultando elegido aquel que lograre mayor número de votos

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar