Préstamos para inversiones en empresas gallegas

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó la aprobación mañana, miércoles, en el Consello da Xunta, del programa de préstamos entre el Igape y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que permitirá movilizar 20 millones de euros más para apoyar tanto inversiones de ampliación, renovación tecnológica o modernización, como circulante para las compañías que necesiten reforzar sus estructuras financieras o avanzar en sus planes de internacionalización.

Durante el acto de clausura de la XVII Asamblea anual de la Asociación Gallega de Empresa Familiar, Feijóo aseveró que el Ejecutivo gallego seguirá facilitando el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas. Al respecto, recordó que los préstamos Igape-BEI se incluyen dentro del Galicia 1000, un programa que desde su inicio en 2014 facilitó el acceso a la financiación a 5100 pymes, movilizando más de 785 millones de euros. Para este año, a través del Galicia 1000, está previsto financiar a 3000 pymes, con una aportación de cerca de 100 millones de euros que movilizarán más de 425 millones en inversiones.

Consciente de que avalar las empresas es otra manera indispensable para favorecer su crecimiento y expansión a nuevos mercados, el titular de la Administración autonómica gallega subrayó que desde 2009 la Xunta concedió más avales que durante toda la historia de la comunidad. Exactamente, 3400 operaciones de avales y reavales -con un promedio de 55.000 euros por aval-, explicó, frente a los sólo 100 avales que se concedieron entre 2005 y 2008.

Feijóo recordó que en la actualidad más del 92% de las empresas en la Comunidad son familiares, acercan más del 86% del empleo en Galicia y el 69% de las 100 mayores empresas con sede gallega son de propiedad familiar.

A lo largo de su intervención, el titular del Ejecutivo autonómico se refirió a uno de los principales desafíos de las empresas familiares: planificar la sucesión y darle continuidad a los proyectos.

Sobre este punto, destacó que Galicia contribuyó a aliviar ese desafío, desde el punto de vista de la Administración y las cargas impositivas. Así, desde 2016, el 99% de los gallegos no pagan el Impuesto sobre sucesiones y donaciones; la mayoría tuvieron una rebaja en el tramo autonómico del IRPF; y no tributan por la transmisión, herencia o donación de empresas. Además de contar con bonificaciones fiscales a la hora de heredar un negocio, para que las dos personas que se dan el relevo puedan compaginar sus cargos en la dirección durante un año. “Y, junto con esto, también el rural gallego es hoy un área de impuestos cero”, abundó.

El presidente de la Xunta se refirió también a los indicadores económicos que, tanto para Galicia como para el conjunto de España, no sólo prevén un crecimiento positivo de la economía para este año, sino que están revisando al alza sus pronósticos.

Al respecto, sumó un dato más sobre el sector servicios y la industria. Un dato de este primer trimestre del año que apunta a que: sigue tirando muy fuerte la actividad del sector servicios, con una subida del 12,9% en marzo y del 10,7% en el primer trimestre del año-; se mantiene una tendencia muy positiva en la entrada de pedidos en el sector industrial, con una subida del 21,9% en marzo y del 18,9% en el primer trimestre; y continúa la tendencia positiva en la facturación de la industria, con un incremento del 12,9% en el mes de marzo y un incremento de 8,5% desde enero a ese mes.

Más innovación, internacionalización e inversión

Delante de estas cifras, y con el objetivo de consolidarlas en este 2017, Feijóo incidió en la necesidad de continuar innovando, exportando y atrayendo más inversiones. “Ese es el camino que la Xunta quiere facilitar”, aseveró, destacando la batería de medidas llevadas a cabo para que ser empresa y hacer empresa en Galicia sea más fácil.

Sobre este punto, resaltó la posibilidad de participar en los dos programas de innovación de la Xunta abiertos a las empresas, en la Red de Aceleradoras o en las Unidades Mixtas de Investigación. “Y este miércoles, también, ampliaremos la línea de préstamos para financiar inversiones en materia de renovación tecnológica en las empresas industriales gallegas; y para facilitarles circulante para sus proyectos de internacionalización”, añadió.

Asimismo, destacó la nueva ley que se está elaborando para favorecer la implantación de nuevas empresas en suelo industrial gallego. Una ley, cuyo espíritu es eliminar los máximos obstáculos posibles a la actividad empresarial: a nivel de carga fiscal, a nivel de tramitación administrativa, a la hora de acceder a suelo industrial a bajo coste, o en caso de precisar asesoramiento a través de la oficina Doing Business.

Y con la que se busca, además, la colaboración de los ayuntamientos para que aporten beneficios adicionales como: la supresión o la bonificación de impuestos municipales -el IBI, el IAE o el ICIO-; de licencias de obra y apertura; la verificación a posteriori de la comunicación previa; o descuentos añadidos en el suelo industrial.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar