Ada Colau culpa al Gobierno de evitar la acusación de CDC en el «Caso Palau»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acusó ayer al Gobierno de impedir que el Palau de la Música pueda recuperar los 6,6 millones de euros presuntamente desviados a Convergència, después de que los dos representantes del Ministerio de Cultura no asistieran el viernes a la reunión en la que se iba a decidir si la institución acusaba al partido nacionalista por recibir comisiones ilegales. Ante la ausencia de los representantes del Ejecutivo, la Generalitat impuso la mayoría de sus tres representantes en la junta, contra el criterio de los dos votos del Ayuntamiento de la capital catalana, que promueve un cambio en la línea de la acusación.

EL PAÍS destaca que la ausencia de los representantes del Ejecutivo central se produjo poco después de que el PP y el PDeCat ultimaran un acuerdo para sacar adelante en el Congreso el decreto ley que reforma el sector de la estiba. La Generalitat, a través de su consejero de Cultura, Santi Vila, aseguró que el criterio para no acusar a CDC es técnico y no político. La decisión también ha causado malestar en ERC, socio de gobierno del PDeCat en la Generalitat, que ha asegurado que planteará lo sucedido en la reunión que el Governcelebra mañana porque quieren «ir hasta el final» en los casos de corrupción, según afirmó el portavoz de la formación republicana, Sergi Sabrià.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar