El Congreso pide exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos

El Congreso aprobó  una proposición no de ley del PSOE que insta al Gobierno a poner en marcha los trámites oportunos para proceder a la exhumación y retirada de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos y el traslado de los de José Antonio Primo de Rivera a un lugar «no preeminente» del edificio. La proposición salió adelante con 198 votos a favor y 140 abstenciones, las del PP y ERC. Al tratarse de una proposición no de ley el Gobierno no está obligado a su cumplimiento.

El portavoz socialista en la Comisión Constitucional, Gregorio Cámara, mostró su satisfacción por la aprobación de la proposición y, aunque admitió que no tiene valor jurídico, insistió en que el Gobierno debe cumplir el mandato político de seguir las orientaciones del Congreso. La portavoz adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, dijo que el Gobierno no puede mantenerse ajeno a la «presión de la oposición».

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, consideró insuficiente la propuesta socialista y acusó al PP de seguir «enclaustrado en una mentalidad franquista» que impide avanzar en la memoria histórica. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, consideró «razonable» la iniciativa, pero recordó que estas medidas deben recabar consenso al tratarse de «cuestiones de Estado, no de partido».

La diputada del PP Alicia Sánchez Camacho, indicó que la propuesta del PSOE supone violentar el «pacto constitucional», mientras que ERC justificó su abstención en que se trata de una iniciativa «insuficiente».

ABC y LA RAZÓN apuntan que el Ejecutivo dejará sin aplicación la proposición, mientras que EL MUNDO destaca que quedará «aparcada» a la espera de un estudio legal exhaustivo. Fuentes del Gobierno citadas por los diarios apuntan que no existe «un consenso básico» para llevar a cabo la medida y consideran que el Valle de los Caídos «no tiene en la actualidad el significado que le atribuye el PSOE» y que no puede considerarse «un monumento dedicado a la dictadura franquista» sino que se rige por las normas «aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos».

El texto aprobado incluye la petición de desarrollar la Ley de la Memoria Histórica. La proposición no de ley de los socialistas reclama al Ejecutivo, entre otras cosas, la creación de una Comisión de la Verdad sobre la represión franquista, la elaboración de un censo de las infraestructuras realizadas con trabajos forzados para colocar placas en memoria de los represaliados y estudiar la creación de bancos de ADN para la identificación de desaparecidos. Asimismo, pide suprimir cualquier tipo de subvención a entidades que ensalcen o defienda la dictadura y estudiar la nulidad de las condenas dictadas por los tribunales penales franquistas contra quienes defendieron la legalidad republicana.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar