Pediatras de Hospital Vithas aconsejan a los padres como evitar el polen

Evitar las actividades al aire libre en las primeras y últimas horas del día, tener las ventanas de casa y coche cerradas, usar gafas de sol son algunos de los consejos que las pediatras de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima ofrecieron a los asistentes a la primera “Charla con tu pediatra” incluida en el programa de formación a la ciudadanía en materia de salud Vithas Aula Salud. El  Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima que pertence al grupo que cuenta en toda España con 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud.

Durante una conferencia celebrada en el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, el equipo de pediatría de la Unidad Materno Infantil expuso a los padres y madres presentes qué es y qué causa una alergia, especialmente, la del polen que es la que más afecta a los niños, sobre todo, en primavera.

En este sentido, la conferencia hizo especial hincapié en qué síntomas presenta, cuándo aparecen y cómo deben de tratarse las alergias al polen y otras sensibilidades. Así, las pediatras del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima apuntaron que cuanta más información puedan aportar los padres sobre cuándo y dónde se producen los síntomas, mejor. Una vez diagnosticado el niño, es aconsejable cubrir un calendario de síntomas y consumo de medicación.

Según han explicado, este calendario es un registro lo más pormenorizado posible de los síntomas, fechas en las que se producen, la medicación que se emplea para su control y duración de la sintomatología. Este calendario permitirá mejor manejo de la enfermedad y ajustar la medicación en época de mayor polinización.

Un buen calendario de síntomas ayuda a diferenciar los posibles desencadenantes, dado que cada polen solo aparece a lo largo de algunos meses específicos del año; la alergia a epitelio de animal ocurre especialmente tras su exposición a los mismos; mientras que la alergia a ácaros y hongos puede aparecer de manera más mantenida y continua a lo largo de todo el año.

La alergia al polen, si bien condiciona la calidad de vida al desencadenar crisis de asma y rinoconjuntivitis, no suele causar anafilaxia, que es la manifestación más grave de una alergia.

Dos tipos de tratamiento

El tratamiento de las alergias se puede dividir en dos tipos: el que disminuye los síntomas (a base de antihistamínicos, corticoides nasales para la rinitis, o inhaladores para el asma bronquial, entre otros) y el tratamiento con vacunas de la alergia o inmunoterapia, cuyo objetivo es controlar el origen de la enfermedad.

La vacuna del polen es un tratamiento eficaz para modificar la evolución de la enfermedad alérgica, tratar los síntomas y evitar que las personas con rinitis alérgica desarrollen asma. Sin embargo, no todos los niños son candidatos a este tipo de tratamiento.

El tratamiento con vacunas se puede iniciar a cualquier edad, pero habitualmente se prescribe a partir de los 5 años, que es cuando el diagnóstico de la alergia a inhalantes es más fiable.

Consejos

Además de informarles y resolver las dudas de los padres y madres, las pediatras de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima han ofrecido hasta siete consejos generales para combatir la alergia al polen en los más pequeños de la casa.

No abrir las ventanas al amanecer ni al anochecer, ventilando, por tanto, en las horas centrales del día; evitar, en la medida de lo posible, acudir a zonas donde haya plantas a las que el niño es alérgico durante la época de floración; o tender la ropa en el interior de las casas, son los tres primeros consejos

En esta misa línea, las pediatras de Vithas Nuestra Señora de Fátima recomiendan, también, cambiarse de ropa al volver a casa, tras estar en la calle; emplear gafas de sol e incluso mascarillas con filtros para el polen, y usar filtros para el polen en los aires acondicionados del domicilio y los coches.

En coche, viajar siempre con las ventanillas subidas; y evitar las actividades al aire libre en las primeras y últimas horas del día, son los dos últimos consejos generales para que los niños alérgicos no perciban que la primavera les ataca.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar