La independentista Forcadell niega haber desobedecido al Tribunal Constitucional

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, negó ayer ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haber «transgredido» las sentencias y resoluciones del Tribunal Constitucional al permitir una votación sobre el referéndum independentista.

Forcadell y la secretaria de la Mesa, Ann Simó pidieron amparo a la magistrada del tribunal alegando que en calidad de diputadas autonómicas mantienen «inviolabilidad parlamentaria» y, por lo tanto, pueden tomar decisiones al margen de lo que dicte el Constitucional. Forcadell y Simó acudieron a declarar al Palacio de Justicia junto a los otros tres miembros de la Mesa imputados y arropadas por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, junto a miembros del Gobierno.

Tras declarar ante el juez, ambas comparecieron en el Parlament en una rueda de prensa en la que arremetieron contra «la voluntad censora de aquellos que quieren coartar» la libertad de la Cámara.

La vicepresidenta el Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró que el apoyo de miembros del Govern y de partidos independentistas a Forcadell es porque la están usando de «parapeto» para no verse involucrados en procesos judiciales.

Por otro lado, los abogados del Parlament han pedido al Tribunal Constitucional la suspensión cautelar de las partidas destinadas a los procesos electorales de los Presupuestos de la Generalitat porque implican que el presidente no pude convocar comicios y abocan a la «inseguridad jurídica».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar