Patxi López rechaza la oferta de Pedro Sánchez de incorporarse a su candidatura

Patxi López rechazó ayer la oferta de Pedro Sánchez para incorporarse a su candidatura y pidió a sus seguidores que no desistan y sigan adelante «enarbolando la bandera blanca» para evitar la «división suicida» del PSOE. «No me voy a retirar, porque no puedo dejar abandonados a los militantes de la unidad», subrayó López en rueda de prensa tras concluir la verificación de los avales de las tres candidaturas que concurren al proceso de primarias. Aclaró que no va a hacer «apaños» ni «pactos oscuros», sino defender «hasta el final» los principios que le impulsaron a presentarse, y reiteró que cuantos más apoyos reciba su candidatura más posibilidades habrá de evitar el «choque de trenes».

López informó que había hablado con Pedro Sánchez y señaló que no le pareció la forma más correcta que este diálogo se produjera después de realizar su ofrecimiento en un acto con militantes. De hecho, al comienzo de su comparecencia, indicó que algunos «rumores, bulos» e «incluso ofertas» le han hecho sentir «como una especie de víctima de la posverdad».

Pedro Sánchez había «tendido la mano» a Patxi López «desde el respeto y la humildad» para unirse antes del 21 de mayo, cuando se celebrarán las primarias del partido. «Sería un orgullo y un honor compartir camino», afirmó en un acto en la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules. El exsecretario general del PSOE ofreció a López incorporar a su programa una docena de puntos del proyecto del candidato vasco. «Aquellos que defendemos que la abstención a Mariano Rajoy fue un error y que luchamos por un PSOE unido, plural y participativo, deberíamos caminar juntos en estas primarias», proclama el documento de colaboración elaborado por la candidatura de Sánchez.

Por su parte, Susana Díaz criticó las alianzas «por arriba o de mesas camilla buscando el día después algunos votos». En clara referencia a Sánchez, a quien no nombró, manifestó que «hay quien está contento por ser segundo y ya es la tercera vez que está contento por ser segundo».

Sánchez advirtió de que «la humildad es cien por cien PSOE y la soberbia es cero por ciento PSOE», en referencia a la campaña de la presidenta andaluza. Además, dijo que «seguirá» ofreciendo a López incorporarse a su proyecto hasta el 21 de mayo.

Mientras, la verificación de los avales entregados por los aspirantes a la Secretaría General del PSOE para convertirse en candidatos a las primarias confirmó que Susana Díaz es quien más firmas ha presentado, con una diferencia de 6.273 avales respecto a Sánchez. Finalmente, Díaz cuenta con 59.390 avales, Sánchez con 53.117 y López con 10.866, una vez invalidados aquellos que no reunían los requisitos necesarios. La proclamación definitiva de los candidatos se hará el lunes, tras el plazo estipulado para resolver las reclamaciones que podrían surgir tras el recuento.

El proceso de primarias en el PSOE acapara las primeras de los diarios, con el ofrecimiento de Sánchez a López en el centro de las informaciones. Así, EL PAÍS dice que «Sánchez intenta sin éxito un pacto con López para sumar sus apoyos». En similares términos, EL PERIÓDICO señala que «Sánchez intenta sin éxito que López se una a su candidatura». LA VANGUARDIA resalta que «Sánchez abre brechas en las filas de López para su asalto final al PSOE». Para ABC, «el plan de Sánchez de fagocitar a López desata el fuego cruzado en el PSOE». Por su parte, LA RAZÓN destaca que «el pacto trampa de Sánchez acerca a Patxi López a Susana Díaz». Mientras, EL MUNDO apunta que «Díaz endurece su discurso», y «tacha de ‘segundón’ a Sánchez al ver en peligro su victoria».

Desde otra perspectiva, ABC dice que «Génova prefiere la ‘socialdemocracia’ de Díaz frente al rupturismo». No obstante, el diario añade que «en el PP admiten que una victoria de Sánchez les favorecería electoralmente». Por su parte, EL MUNDO señala que «el PP ve irrecuperable al PSOE pero no contempla elecciones». Mientras, en Podemos consideran, según informa EL MUNDO, que los avales «calientan» la anunciada presentación de la moción de censura contra el PP. En la formación de Iglesias, creen que con Sánchez hay más margen para colaborar, pero que eso frenaría su avance electoral.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar