La estrategia soberanista de Puigdemont, “tocada” por la posición internacional

Según destacan hoy varios diarios, los comunicados que mandaron el miércoles pasado la Embajada estadounidense en España y la Fundación Carter, en los que se desmarcaban de los planes de la Generalitat para celebrar un referéndum sobre la independencia de Cataluña, han dejado seriamente “tocada” la estrategia soberanista puesta en marcha por el Ejecutivo catalán. Carles Puigdemont, insisten los diarios, se esfuerza en escenificar la unidad públicamente, pero en el seno del Partido Demócrata de Cataluña se empieza a trabajar ya con la posibilidad de un adelanto electoral si el proceso independentista no llega a buen puerto, máxime dadas las actuales circunstancias, con el referéndum bloqueado judicial y políticamente y sin apoyos internacionales.

El responsable de organización del PDECat, David Bonvehí, manifestó en una reunión privada con alcaldes y militantes que “si el proceso acaba mal, presentaremos un candidato autonomista”. La filtración de estas declaraciones, de las que hoy se hacen eco todos los diarios, obligó ayer al dirigente catalán a matizar sus palabras, tras denunciar que habían sido grabadas sin su consentimiento. Entrevistado por RAC1 aclaró que “si el proceso termina bien y somos independientes tendremos que buscar un personaje que represente lo que queremos disputar. Si el proceso no está terminado, tendremos que buscar a alguien muy independentista, y si el proceso ha sido un desastre, hay que poner alguien autonomista”.

Las palabras de Bonvehí motivaron ayer las críticas de ERC, cuyo portavoz, Sergi Sabrià, acusó a la dirección del PDECat de “estar más pendientes del partido que del país” y de trabajar para “marcar perfil electoral en vez de centrarse en la celebración del referéndum”. La CUP, por su parte, indicó que “no es tiempo ni de dudas ni de actitudes derrotistas ni de cálculos partidistas”. La presidenta del grupo de los anticapitalistas en el Parlament, Mireia Boya, advirtió que abandonar el independentismo, aunque pierdan el referéndum, tampoco es opción. “Los escoceses no se volvieron autonomistas con la victoria del no en el referéndum”.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto