Ataque con explosivos contra el Borussia Dortmund

Tres artefactos explosivos estallaron en la tarde de ayer al paso del autobús del equipo de fútbol alemán Borussia Dortmund cuando transportaba a los jugadores hacia el estadio Signal Iduna Park, donde tenía que celebrarse el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Mónaco, que fue suspendido.

Las explosiones dañaron parte del vehículo e hicieron estallar algunas lunas. El único jugador herido fue el español Marc Bartra, que presentaba varios cristales clavados en brazos y manos y fue operado de urgencia de una fractura en el radio a la altura de la muñeca derecha, según explicó el responsable de prensa del equipo.

La policía y la fiscalía de Dortmund indicaron que no descartan ninguna posibilidad sobre el origen de las explosiones e informaron del hallazgo de un escrito en el que se reivindica la autoría del ataque, aunque no dieron más detalles. La fiscal Sandra Lücke dijo que ha abierto una investigación por intento de homicidio. El jefe de la policía de Dortmund, Gregor Lange, añadió que se mantienen abiertas “todas las vías de investigación”.

Tras el ataque se sucedieron las manifestaciones de apoyo y solidaridad al Borussia y a Bartra. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, escribió el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: “Siguiendo la información que nos llega de Dortmund y la evolución de la salud de Marc Bartra, a quien deseo una pronta recuperación”. El Gobierno alemán también deseó una “buena recuperación” al jugador español, a través de la cuenta de Twitter del portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto