Rajoy pone a España como ejemplo de las reformas, aúnque tengan coste electoral

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puso ayer en Sao Paulo a España como ejemplo de las reformas que un país debe acometer para garantizar su futuro, pese a que puedan tener un coste electoral, como el que hizo que su partido perdiera «nada menos» que 50 escaños. «Lo que toca es hacer las cosas bien, esforzarse, ser serio y pensar en el medio y el largo plazo», dijo en su intervención en la clausura del I Foro España-Brasil en el marco de su viaje oficial a este país. Rajoy animó a Brasil a seguir en esa dirección, ya que, dijo, cuando se hace un esfuerzo de consolidación fiscal, se controla el gasto público, se hace una reforma laboral y se controla el gasto de las pensiones, «aunque te critiquen hay que seguir adelante».

Previamente, Rajoy se reunió con el presidente de Brasil, Michel Temer. En la rueda de prensa conjunta, el presidente español dijo que le había transmitido su convicción de que «la seriedad en la gestión de los asuntos públicos siempre es recompensada». Temer elogió las reformas emprendidas por Rajoy y subrayó el «renacer con fuerza extraordinaria» de España.

El jefe del Ejecutivo presidió el acto de presentación del cable submarino de telecomunicaciones que a partir de 2019 unirá Brasil y España a la velocidad de la luz y que consideró que simboliza los vínculos que unen a Europa y América.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar