De Guindos considera «lógico normalizar los salarios» tras años de moderación por la crisis

 

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, considera que, tras años de moderación salarial obligada por la crisis, la mejora de la economía española permite que los sueldos comiencen a subir. «La evolución salarial no debe ser ya la de una economía al borde del colapso», afirma en una entrevista publicada en CINCO DÍAS. De Guindos confía en que el PIB supere este año el crecimiento de 2016 y alcance el 2,5%, como figura en las previsiones elaboradas por el Gobierno en unos Presupuestos que espera que sean aprobados pronto en el Congreso. Según sus cálculos, si España hubiera tenido un Ejecutivo en plenas funciones en 2016, el PIB podría haber crecido por encima del 3,5%. «Las reformas que se hicieron en 2012 y 2013 van a dejar sentir sus efectos durante bastante tiempo; por eso, a pesar de la parálisis política en 2016, hemos crecido más de lo que esperábamos», señala.

El responsable de la política económica del Ejecutivo espera que este año se creen en torno a 500.000 puestos de trabajo, con lo que la tasa de paro se situaría en el 16,6%. En materia fiscal, De Guindos anticipa que no ha va a haber bajada de impuestos «mientras no reduzcamos el déficit claramente por debajo del 3%». Respecto a las pensiones, asegura que «no están únicamente garantizadas por las cotizaciones y el fondo de reserva, sino por todos los ingresos del Estado». Según explica, la sostenibilidad del sistema de pensiones no corre riesgo «si al final de 2019 tenemos el nivel de empleo de antes de la crisis».

De Guindos señala cinco riesgos que podrían entorpecer el crecimiento actual: «Primero: que la política fiscal se dé la vuelta por decisiones incorrectas; segundo: un riesgo geopolítico, como un Brexitmucho más duro; tercero: una ola de proteccionismo en el mundo; cuarto: que se reviertan las reformas en España, como la laboral, o que vuelvan dudas al sistema financiero, y quinto: inestabilidad política, y que los inversores consideren que España vuelve a las andadas en el terreno político». El ministro no oculta su deseo de sacar adelante las reformas económicas que considera que todavía debe emprender nuestro país, aunque reconoce que es difícil con la actual estructura del Parlamento. «Ciudadanos o PNV ayudan; pero es muy importante tener claridad en el comportamiento del PSOE. Vamos a intentar sacar el Presupuesto; pero hacer planteamientos de reformas ambiciosas es muy difícil antes de verano; se tiene que clarificar la situación del PSOE», señala.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar