Los partidos, por la inmediata disolución de la banda

El lehendakari, Íñigo Urkullu, tras señalar que estaba “informado” de esta operación, otorgó “credibilidad” al plan trazado por ETA a través del grupo de intermediarios, al tiempo que solicitó a los Gobiernos español y francés que “estén a la altura” del momento histórico.

También compareció para opinar sobre el posible desarme la presidenta de Navarra, Utxue Barkos, quien pidió que el proceso se lleve a cabo con “rigor” para que “el anhelo que la propia sociedad ha manifestado durante todos estos años no quede frustrado”. Barkos trasladó su compromiso de trabajar para que el fin de ETA “sea una realidad lo antes posible”.

El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, subrayó que, de ser cierto el anuncio de desarme de la banda terrorista, “llega tarde”, tras lo que recalcó que lo importante es saber cuándo se disolverá de forma “definitiva”. La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, exigió a ETA, que, además del desarme, acometa su propia disolución”. El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de “buenas noticias” las informaciones sobre el posible desmantelamiento del arsenal de ETA. El exministro del Interior socialista Alfredo Pérez Rubalcaba se refirió a este anuncio de desarme señalando que “habrá que ver” si “lo que entrega es todo lo que tiene o se guarda algo”, recalcando que a la banda “le falta desaparecer”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló a través de su cuenta de Twitter que “sólo espera una noticia de la banda asesina ETA: su disolución. Mientras, trabajemos juntos para que desaparezca”, dijo.

.El líder de Podemos, Pablo Iglesias, señaló que se trata de una buena noticia porque avanza “en el proceso irreversible” de la consolidación de la paz y la convivencia en el País Vasco. También animó a que la entrega de armas se produzca “lo antes posible”. En otro momento, apeló a que se cumpla la legislación penitenciaria, que, según dijo, implica respetar el derecho que tienen todos los presos a cumplir su condena cerca de sus familias. El coordinador general de IU, Alberto Garzón, también hizo un llamamiento a los partidos políticos y, en especial, a los gobiernos de España y País Vasco, para que pongan “todos sus esfuerzos y energías” en garantizar que el desarme se haga “de la forma más breve posible y con todas las garantías”.

Los diarios también recogen que la presidenta de la Fundación Víctimas del terrorismo, María Mar Blanco, exigió la disolución “incondicional e inmediata” de la banda, tras conocer la noticia del desarme, además de pedir a los etarras que pidan perdón y colaboren con la justicia en la resolución de los casi 300 asesinatos sin esclarecer.

La Confederación Española de Policía (CEP), a través de un comunicado, recordó la situación de “absoluta debilidad” en la que se encuentra ETA a la hora de lanzar el “gesto propagandístico” de su desarme, al tiempo que reclamó que see vite que la organización terrorista trate ahora de imponer un relato “dulcificado” de su historia de terror. También la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), pidió que no haya “ninguna concesión” a ETA si se desarma en las próximas semanas, porque este anuncio sólo sería fruto del “tesón” de las Fuerzas de Seguridad del Estado en combatir a la banda.

 

 


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto