Los libros, en la cámara, como un excedente más


Tenía necesidad de buscar  datos de empresarios  y de Contribución Industrial, algo relacionado con los veinte del siglo pasado. Telefonee a la Cámara Oficial de Comercio Industria y Navegación de Vigo (en adelante Cocin) para que me pasaran con la persona que hubiera sustituido a José Antonio Martínez Fuentes,   bibliotecario fallecido. La respuesta fue que la biblioteca se había clausurado.

Soy un viejo  “cliente” de las mesas de trabajo de aquella institución, donde me topé por primera vez con Xoán Carmona. El, José Antonio Durán y Antonio Costa, venturosamente vivos, junto a Antonio Meijide Pardo, fallecido en 2004, constituyen la vanguardia de la investigación en nuestra tierra. Desde la educación en Galicia y España, al entramado empresarial de los siglos XIX y XX o la historia de las familias conserveras, con atención a los Consulados de hace siglos hasta las empresas anteriores a la Restauración borbónica o figuras de la talla, en cada campo, de Castelao, Cesáreo González o el gran humorista vigués que triunfó a finales del siglo XIX y principios del XX, a Luis Taboada me refiero, que pudo pasear su calle en Vigo. Los cuatro investigadores citados creen en el valor de la prensa diaria para volcar  referencias del pasado. Los tres investigadores creen en el valor de las nuevas tecnologías para su trabajo, Durán edita sus libros con esa herramienta.

Martínez Fuentes fue un activista del movimiento vecinal vigués, en los setenta del siglo XX, y me visitaba asiduamente para que difundiera información sobre el tema. Amparado por su enorme capacidad investigué mucho en los 80 en la Cámara. En 1985, el tándem Fernando Conde Montero-Ríos –sí, familia del político de la Restauración, señor de Lourizán- y Antonio Landesa, presidente uno, secretario el otro de la Cocin, me pidieron un libro que recogiera una historia de la Cámara en su centenario, 1886-1986 . Redoblé mis visitas a la institución y los contactos con José Antonio. De vez en cuando servido charlaba con Landesa y el prestigioso contratista José Conde (q.e.p.d.), en su tertulia de la Cocin, con los que me topé por último hace bastante tiempo, quizá tres años o mas, cuando paseaban por la rúa de Sanjurjo Badía, después de haber tenido el buen gusto de visitar el monasterio de las Salesas, proyecto de interés firmado por Antonio Palacios y recinto religioso con el que ha tenido relación el sacerdote Alfonso  Fernández Galiana, como capellán y en su largo currículo  de servicios a la Diócesis de Tui-Vigo ejerce de Canciller Secretario del Obispado. Además tiene vínculos familiares con el urólogo Ernesto Canoa Galiana, razón de que existiera durante bastante años la Orden de Víctimas de la Piedra, con una importante carga de humor, institución desaparecida después de su muerte en accidente de carretera, sin que sus leales olvidáramos despedirle con un banquete con silla presidencial vacía.

Vamos con el libro resultante del encargo del centenario de la Cocin. Singular: Servidor no firmaba en la portada, para darle el máximo sentido institucional.  El título, en la sobrecubierta de papel es “Cien años de interés por Vigo. Cámara Oficial de Comercio y Navegación”. Sin embargo en la portada, de un material endurecido, el citado título era diferente: “Un siglo de servicio a Vigo (1886-1986)”, también el nombre de la institución patrocinadora. Sin duda,  los responsables del diseño del libro y de su realización, Variografik y Ecovigo pensaron que llamaría mas la atención lo de “Cien años de interés por Vigo”, pero luego mantuvieron en varios puntos del libro, lo de “Un siglo de servicio a Vigo”.  El presidente de la Cámara entonces, el  citado Conde Montero Ríos escribió un par de páginas, que tituló “Una historia fecunda”. Fue oportuno que no solo me citara como autor sino que incluyera a José Antonio Martínez Fuentes, “sin cuyo enorme esfuerzo –escribía Fernando Conde- de búsqueda, ordenación y clasificación fundamental, este trabajo evidentemente hubiese encontrado hoy sus dificultades”. En la hora de la muerte a José Antonio no le dejaron lucir sus virtudes bibliotecarias y hemerográficas. Según conceptodefinicion.de, hemerografía es “Recolectar las características mas resaltantes de una publicación”, en cualquier medio impreso.

Atlántico de fecha 10.05,16  daba noticia de la fusión de las Cámaras de Vigo, Pontevedra y Vilagarcia. Una reacción tardía, digo yo, porque desde diciembre de 2010 se eliminó el pago obligatorio de los empresarios de la cuota cameral. Era el sustento de las cámaras y parece que ni siquiera con la fusión  el organismo resultante vaya viento en popa.
Aun así, la Cocin viguesa no será igual con biblioteca que sin ella. Es como si se hubiera puesto en marcha otra definición de cámara, neumático y que alguien le pinchen la rueda.
Hoy miércoles, cuando escribo para lectores del jueves, la noticia está en Atlántico. Titula la noticia que “Vigo celebra el primer foro gallego para promocionar el arbitraje”, que tendrá lugar en locales de la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcia. Lástima que no arbitrara alguien en el caso de la biblioteca desaparecida.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto