Theresa May firma la retirada del Reino Unido de la UE pero Escocia quiere seguir

La primera ministra británica, Theresa May, firmó ayer la carta con la que Reino Unido solicitará formalmente la retirada del país de la Unión Europea (UE). La misiva, en la que se invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa -que establece el comienzo de las negociaciones sobre la salida del bloque- será entregada hoy en Bruselas al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por el embajador de Reino Unido en la UE, Tim Barrow.

La Comisión Europea subrayó ayer que buscará «la transparencia» desde el inicio de las negociaciones con Reino Unido para la salida de la UE. «Nuestro objetivo es ser transparentes desde el principio», afirmó el portavoz comunitario, Margaritis Schinas.

EL PARLAMENTO DE ESCOCIA, POR UN REFERÉNDUM DE INDEPENDENCIA

 

La ministra principal escocesas, Nicola Sturgeon, obtuvo ayer el mandato del Parlamento de Escocia para impulsar un nuevo referéndum de independencia ante los «profundos» cambios que se aproximan con la futura salida de Reino Unido de la Unión Europea. El Partido Nacionalista Escocés (SNP) sumó sus votos a los del Partido Verde para obtener la mayoría necesaria en la Cámara de Edimburgo y sacar adelante una moción que emplaza a Sturgeon a negociar la convocatoria de un referéndum entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019.

A finales de semana, Sturgeon detallará cuáles serán los siguientes pasos a dar. Al respecto, advirtió de que si Londres rechaza iniciar un diálogo sobre la convocatoria del referéndum, anunciará un nuevo plan para «cumplir con la voluntad» expresada en la cámara autónoma. La líder del SNP reiteró que está dispuesta a negociar la fecha en la que se celebraría la nueva consulta, que consideró debe producirse una vez estén «claras» las condiciones del Brexit, para que los escoceses puedan tomar una «decisión informada».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar