El terrorista de Londres, nacido en Inglaterra, fue vigilado por los servicios de inteligencia

 

La Policía británica identificó ayer al autor del atentado de Londres. Se trata de Khalid Masood, de 52 años, nacido en Inglaterra, condenado en varias ocasiones por delitos de violencia, alteración del orden público y la última de ellas, en 2003, por posesión de armas. Los servicios de inteligencia le habían investigado por vínculos con el «extremismo violento», aunque se le consideraba una «figura periférica» y fue descartado como potencial sospechoso de llevar a cabo un ataque terrorista.

Masood, natural de Kent, residía en Birmingham y actuó solo, «inspirado en el terrorismo internacional», según explicó el responsable antiterrorista de la policía de Londres, Mark Rowley. No obstante ayer fueron detenidas ocho personas por su posible relación con el atentado en varios registros realizados en viviendas de Londres, Birmingham y otras localidades, informó Scotland Yard.

El Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque terrorista a través de la agencia Amaq, como obra de un «soldado» del EI en respuesta a la llamada a atacar a ciudadanos de países que participan en la lucha contra el grupo yihadista.

El balance de víctimas mortales de Masood se elevó ayer a cuatro, tras la muerte de un hombre de 75 años a causa de la gravedad de sus lesiones. Siete heridos permanecen en estado crítico y otros 22 continúan hospitalizados. Además fueron identificadas las otras víctimas mortales del ataque: el agente de policía Keith Palmer; la británica Aysha Frade, profesora de español de orígenes gallegos; y el turista estadounidense Kurt Cochran.

 

MAY, EN EL PARLAMENTO

 

La primera ministra británica, Theresa May, transmitió ayer en el Parlamento de Westminster un mensaje de unidad y firmeza frente al terrorismo. «Ayer un acto de terrorismo trató de silenciar nuestra democracia. Pero hoy nos reunimos con normalidad para transmitir un mensaje simple: no tenemos miedo y nuestra resolución no flaqueará ante el terrorismo», proclamó. «Nos reunimos aquí en el más antiguo de todos los Parlamentos porque sabemos que la democracia y los valores que implica siempre permanecerán», añadió.

May pidió a la ciudadanía que se mantenga «vigilante» pero no «intimidada» por el ataque y agradeció el apoyo internacional recibido. «Este ha sido un ataque a la gente libre de todo el mundo y, en nombre del pueblo británico, quiero agradecer a nuestros amigos y aliados que han dejado claro que están con nosotros», dijo.

Después visitó durante unos 40 minutos a los heridos en el atentado que permanecen en el hospital.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció «más policías armados y no armados» en las calles. «Quiero tranquilizar a todos los londinenses y los visitantes. Nuestra ciudad sigue siendo una de las más seguras del mundo» dijo. Y agregó: «Nos alzamos juntos contra quienes quieren herirnos y destruir nuestro estilo de vida. Nunca seremos intimidados por el terrorismo».

La Reina Isabel II, tras suspender un acto previsto en Scotland Yard, envió un mensaje de condolencia y solidaridad a los afectados por la «horrible violencia» y trasladó su agradecimiento y «admiración» a los miembros dela Policía Metropolitana por su trabajo «abnegado» para «proteger a otros».

Ayer centenares de personas se congregaron en Trafalgar Square para rendir homenaje a las víctimas del atentado, en una vigilia convocada por el alcalde Khan. «Londres responde con unidad, orgullo y patriotismo a Daesh», titula ABC en portada.

Durante la jornada, en muchos lugares se guardó un minuto de silencio. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el embajador británico en España, Simon Manley, lo hicieron en La Moncloa. «Unidos frente al terrorismo», escribió Rajoy en su cuenta de Twitter.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar