El Gobierno rechaza por inconstitutucional la «vía escocesa»

El Gobierno rechaza de plano la propuesta que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras, plantearon ayer en un artículo publicado en EL PAÍS en el que se ofrecían a negociar un referéndum «acordado», siguiendo la denominada vía escocesa. Así lo ratificó ayer la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, que destacó que «en la Constitución española no cabe un referéndum de autodeterminación».

Desde Canarias, donde se reunió con el presidente autonómico, Fernando Clavijo, Santamaría subrayó que los máximos representantes de la Generalitat «ni piden ni ofrecen diálogo, exigen un referéndum que además es contrario a la Constitución española y que privaría al conjunto de los españoles de su capacidad para opinar sobre lo que quieren que sea el conjunto de la nación española». «Para practicar el diálogo», advirtió, «tienen que situarse en el marco del respeto a la Constitución, a las leyes y a los derechos de los ciudadanos. Tienen que saber lo que la otra parte puede ofrecer y saber muy bien lo que no le puede dar, y lo que no permite la ley no puede darlo cualquier gobierno».

No obstante, la vicepresidenta aseguró que el Gobierno sigue abierto a hablar con la Generalitat de problemas «reales», pero reiteró que en ese guion no cabe una consulta pactada para disgregar España: «No está dentro de la ley y lo que no está dentro de la ley y de la Constitución y el diálogo no corresponde a los políticos, corresponde al conjunto de los españoles y si quieren empezar a dialogar estamos dispuestos a hablar de los problemas que tienen los catalanes».

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, también descalificó la propuesta de los máximos responsables de la Generalitat por «reivindicar al mismo tiempo el diálogo y dar el ultimátum de convocar el referéndum ilegal».

El coordinador general del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, por su parte, tachó el planteamiento de Puigdemont y Junqueras de «disparate sin pies ni cabeza para limpiar las conciencias de los separatistas». «Mientras gobierne el PP, nadie planteará un referéndum para separar Cataluña de España, podemos tener la seguridad al mil por cien», añadió.

s.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar