La asamblea de Anova finaliza en medio de gran tensión y confrontaciones físicas


 

Empujones y patadas caracterizaron la confrontación interna entre corrientes nacionalistas adversas vivida en la tercera Asamblea de Anova en Pontevedra.

La  voz de protesta de un militante interrumpió el discurso de Xosé Manuel Beiras, lo que a su vez dió lugar a un tenso debate sobre asistentes con distinta orientación política, en el que tuvieron especial protagonismo militantes de la FPG, Frente Popular Galego.

En ese momento y en medio de gran tensión, finalizó el uso de la palabra y comenzó el enfrentamiento personal entre unos y otros a través de agresiones con empujones que continuaron con confrontaciones cara a cara.

En medio de los incidentes, Beiras bajó del atril y abandonó la sala, lo que dió lugar al aplauso de parte de los presentes.

En lo que se refiere a la organización política, Antón Sánchez fue el único candidato para la dirección del partido y se convertirá en portavoz en la próxima reunión de la Coordinadora nacional el 1 de abril.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar