Implantar el servicio militar obligatorio para “ninis”

Emilio Calatayud, el conocido juez de menores de Granada, publicó el pasado día 4 de marzo un artículo en el que defendía la restauración del servicio militar obligatorio para chicos y chicas por el caso de Suecia. Además, hacía una especial mención a los “ninis”, jóvenes que se caracterizan por no trabajar ni estudiar.

El servicio militar obligatorio encontraba su fundamento en el artículo 30 de la Constitución Española, que dice que “Los españoles https://www.acheterviagrafr24.com/achat-viagra-cialis-en-ligne/ tienen el derecho y el deber de defender a España” y que “La ley fijará las obligaciones militares de los españoles y regulará, con las debidas garantías, la objeción de conciencia, así como las demás causas de exención del servicio militar obligatorio, pudiendo imponer, en su caso, una prestación social sustitutoria”. La Ley Orgánica 13/1991, de 20 de diciembre, del Servicio Militar, fijó el marco jurídico del servicio militar obligatorio, conocido como la “mili”.

Al final, la Ley 17/1999, de 18 de mayo, de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas suspendió la prestación del servicio militar obligatorio y se introduce un nuevo sistema en el que todo el personal militar estará vinculado a las Fuerzas Armadas por una relación de servicios profesionales. La Disposición adicional decimotercera de esa norma indica que “Queda suspendida la prestación del servicio militar regulada en la Ley Orgánica 13/1991, de 20 de diciembre, del Servicio Militar, a partir del 31 de diciembre del año 2002” y que “Los españoles varones nacidos con posterioridad al 31 de diciembre del año 1982 no prestarán el servicio militar obligatorio y, en consecuencia, quedan suspendidas las operaciones de reclutamiento de dicho personal, siéndoles de aplicación lo establecido en el Título XIII de esta Ley”.

No sería mala idea restaurar el servicio militar obligatorio para aquellas personas que no se encuentren en una situación de formación o de empleo o de búsqueda de empleo con tengan menos de 30 años. La medida favorecería a todos, pues se implantaría una fuerte y necesaria disciplina a los “ninis”, que, por su falta de esfuerzo, no tienen derecho a exigir la asistencia de sus padres. La medida produciría efectos para ellos por resolver sus carencias y para los https://www.acheterviagrafr24.com/viagra-en-france/ padres, que podrán ver corregidos sus errores.

Un poco de rectitud y de esmero siempre vienen bien para cualquier persona. Para los jóvenes, en particular, esos factores pueden ser indispensables en la actualidad. El problema es que es difícil que pueda ocurrir lo mismo que en Suecia, ya que volver a implantar el servicio militar obligatorio es algo escasamente rentable a efectos electorales.

Diego Fierro Rodríguez es licenciado en Derecho y abogado de profesión

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar