Dos años de inhabilitación para Mas por desobediencia al TC

 

Desobedecer al Tribunal Constitucional con la celebración de la consulta soberanista sobre la independencia de Cataluña el 9 de noviembre de 2014 ha costado al entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, dos años de inhabilitación para responsabilidades políticas.

En la sentencia, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña también condena a la exvicepresidente Joana Ortega a un año y nueve meses de inhabilitació,n y a año y medio a la entonces conselleira Irene Rigau.

La sentencia fue difundia por el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos.

 

Para el TSJC, Mas, que habrá de pagar, además, una multa de 36.000 euros, merece la pena más alta por desobediencia porque fue «máxima» la tensión a que sometió «valores constitucionales tan esenciales de un Estado democrático y de Derecho como el equilibrio entre poderes y el sometimiento de todos al imperio de la ley». En opinión de la Sala, Mas y las exconsejeras Ortega y Rigau «alteraron en términos inaceptables el normal funcionamiento del Estado de Derecho», cuando ignoraron e «impusieron su voluntad sobre la orden del Constitucional». Además, se considera que la consulta del 9-N no era, como mantienen las defensas, un acto político, sino «de naturaleza clara y marcadamente administrativa».

NO SE  ARREPIENTE

El expresidente de la Generalitat Artur Mas dijo que no se arrepiente de la consulta del 9-N y que volvería a organizarla. Al mismo tiempo, anunció que recurrirá «hasta las últimas instancias judiciales europeas» tras pasar por el Tribunal Supremo. Junto a Mas comparecieron la exvicepresidenta del Govern Joana Ortega, y la exconsejera de Enseñanza, Irene Rigau. Todos con una chapa en la solapa y el lema: «Lo volvería a hacer «. En otro momento, Mas, que dijo confiar en que la sentencia será un «estímulo» para vencer, señaló también que los catalanes «indultarán» en referéndum las condenas del 9-N.

Posteriormente, en una declaración desde el Palau de la Generalitat, su presidente, Carles Puigdemont, avisó de que «lo que la justicia española acaba de condenar lo indultará el pueblo de Cataluña votando en el referéndum», que situó «entre finales de verano y principios de otoño».

Por su parte, el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, se reafirmó en el «compromiso absoluto» de la Generalitat en celebrar el referéndum de independencia tras la sentencia condenatoria.

Por su parte, la CUP hizo un llamamiento a desacatar la «sentencia política» del 9-N, manteniendo a la diputada Irene Rigau en su escaño. Consideró «muerta» la vía del referendo pactado con el Estado, por lo que abogó por un «referéndum unilateral» lo antes posible.

Las principales entidades soberanistas, la ANC y Ómnium Cultural, ya preparan nuevas movilizaciones de protesta, al considerar que las resoluciones por el 9-N «inhabilitan la democracia» en Cataluña. Societat Civil Catalana, en cambio, celebró la sentencia porque demuestra que «no se ampara la impunidad de quienes lo agreden deliberadamente».

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que «la Justicia pone a cada uno en su sitio» y destacó que en España «no se juzga a nadie por sus ideas políticas, sino por incumplir la ley».

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, calificó la condena a Mas de «consecuencia lógica» de su desobediencia al Tribunal Constitucional, mientras que el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, señaló que «la condena impuesta ha sido la menor».

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, dejó claro que no comparte la sentencia, porque, según explicó, no cree que poner urnas deba ser delito. Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo en Twitter que «es muy grave que en una democracia se juzgue y se inhabilite a políticos por poner urnas».

El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, señaló que la sentencia del 9-N cierra» la posibilidad de celebrar un referéndum independentista, y pidió al Govern que «no insista en el error» de convocar otra consulta.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar