Cantabria se suma a la euroregión del Sudoeste de Europa

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, incidió en la necesidad de que la financiación del sistema de bienestar recoja el coste real de los servicios públicos, para que todas las personas puedan acceder a ellos en condiciones de igualdad, independientemente de su edad y del lugar en el que residan.

De este modo, y durante el acto de adhesión de Cantabria a la Macrorrexión de Regiones del Sudoeste de Europa, Feijóo se refirió al envejecimiento de la población como la mayor amenaza a la que deben hacer frente los territorios para mantener su modelo de bienestar. Un problema cuya solución, aseveró, ni es inmediata ni será total, “ya que el envejecimiento de la población vino para quedarse y debe ser tenido en cuenta como un trazo singular de las sociedades que, como las nuestras, lo padecen”.

Después de agradecer la creciente sensibilidad que alrededor de este asunto mostró la última Conferencia de Presidentes, el titular de la Xunta animó a la Macrorregión de Regiones del Sudoeste de Europa (Resoe) a seguir apostando por atraer y retener talento, “talento joven que, además de favorecer el crecimiento de nuestra economía, resulta fundamental para afrontar el grande reto para los próximos años: el declive demográfico”.

Después de recordar que, siete años después de su nacimiento, esta macrorregión ocupa ya un tercio de la península ibérica y representa cerca del 23% de su población y de su actividad económica, Feijóo destacó que con la incorporación de Cantabria a la Resoe consolidar como un instrumento útil y abierto la nuevas aportaciones. Útil, porque permitió sumar fuerzas en ámbitos tan diversos como el transporte, la competitividad industrial, la educación, el turismo o el medio ambiente. Y abierto, porque resulta compatible con otras formas de cooperación transfronteriza, como son el Espacio Atlántico o la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

En esta línea, abogó por seguir trabajando con más ambición en los proyectos a materializar, contando para eso con los cinco grupos de trabajo en cinco áreas prioritarias: competitividad industrial, innovación, turismo y empleo, transporte y demografía. “La Resoe sólo será eficaz en la medida en que sea capaz de incorporar estos proyectos a la sociedad civil a través de procesos que nazcan en las universidades, en las asociaciones, en las empresas… y la macrorregión sepa trasladar a las instituciones europeas para generar el retorno deseado”, abundó.

Nuevos retos y logros

Sobre este punto, destacó alguno de los logros de los últimos años, como la promoción conjunta de los caminos de Santiago o la elaboración de la primera RIS3 transfronteriza de Europa, diseñada por las tres universidades gallegas y otras tantas del Norte de Portugal. Y se refirió también a retos inmediatos, como el apoyo a la Conferencia de rectores para seguir extendiendo programas de éxito como el Iacobus, que favorece la movilidad de personas e ideas y encara su cuarta edición.

El titular de la Xunta concluyó haciendo hincapié en que espacios de cooperación como este ponen de manifiesto que las disputas entre territorios no tienen cabida en un espacio multinivel como la UE; que se puede defender el corredor atlántico como un eje logístico fundamental para un área de doce millones de personas, sin que eso sea contradictorio con la defensa del corredor mediterráneo; y que se puede defender el derecho de los ciudadanos del noroeste de España a tener alta velocidad sin negárselo a cualquier otros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar