Galicia presenta en el Senado las aportaciones del Parlamento contra la violencia de género

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, presentó en el Senado las aportaciones aprobadas la pasada semana en el Parlamento de Galicia por unanimidad de todos los grupos políticos, para el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Alfonso Rueda participó esta mañana en la Comisión General de las CC.AA en el Senado para dar cuenta del acuerdo sobre el Pacto de Estado, junto al resto de las comunidades autónomas, en una reunión en la que también participó la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.

Alfonso Rueda, en su comparecencia, hizo especial hincapié en la importancia del hecho de que en la reunión de hoy estén tanto los representantes del Gobierno central como de todas las autonomías, abordando la cuestión de la violencia de género y cómo ponerle freno, ya que como asunto de Estado afecta a la sociedad en su totalidad. Por lo que prevenir y poner fin a la violencia ejercida contra las mujeres debe ser un objetivo prioritario para todas las Administraciones que conforman nuestra sociedad.

El vicepresidente presentó el documento de consenso, aprobado en el Parlamento gallego que representa el sentir de todos los gallegos, donde la unidad y el consenso son fundamentales e imprescindibles para poder tener éxito en la lucha contra esta lacra social. El Gobierno gallego, en primer lugar aboga por una modificación de la Ley Orgánica, en la línea del que ya prescribe la ley gallega, como la ampliación de violencia de género a toda violencia del hombre sobre la mujer, incluyendo la violencia sexual y trata; y ampliando las formas de acreditación de la condición de víctima.

Se considera fundamental incidir en la prevención y la detección precoz, impulsando programas en esta línea entre los servicios sanitarios de atención primaria y los servicios sociales. Además de incrementar y mejorar las ayudas a los menores, con más ayudas que la pensión de orfandad; ampliando la atención psicológica; privando al agresor de tener la patria potestad y prohibiéndole la guardia y custodia de sus hijos, entre otras cuestiones.

Otro de los ejes que desde Galicia se presentó hoy gira en torno a la formación y la educación. Por eso, se solicitó la introducción en la escuela de contenidos obligatorios de educación afectivo- sexual, igualdad y violencia, al igual que en Galicia ya se puso en marcha una materia de libre configuración sobre este tema. En la misma línea, abogó por desarrollar protocolos de detección de violencias machistas en los institutos y que esta cuestión se tenga en cuenta para lo futuro Pacto por la Educación.
Mejora e incremento de los recursos

El gobierno gallego considera que hay que seguir actuando y dando pasos para ofrecer la mejor respuesta a las víctimas, mejorando los medios y recursos de la justicia y la seguridad, por lo que Galicia propuso hoy, entre otras medidas, que sólo sea un único profesional de referencia para las víctimas en todo el proceso con la Administración; la comarcalización del servicio de los juzgados específicos de violencia de género; mayor concienciación a toda la sociedad, incluyendo a los medios de comunicación que hagan un tratamiento adecuado de las noticias sobre violencia y el fomento del movimiento asociativo.

Por último, Alfonso Rueda indicó que para luchar contra la violencia de género son necesarios incrementar y fortalecer recursos, como garantizar el acceso inmediato la viviendas de protección pública la mujeres víctimas y a sus hijos con recursos escasos; diseñar programas que favorezcan la inserción laboral de las mujeres víctimas; incrementar los recursos económicos para la prevención y asistencia; y mejorar el procedimiento de ayudas económicas, en el que Galicia está a la cabeza del Estado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar