El Parlamento catalán reforma el reglamento para aprobar la desconexión sin debate

La Mesa del Parlament y la Junta de Portavoces, donde Junts pel Sí tiene mayoría, admitió ayer a trámite la propuesta de reforma del reglamento de la Cámara que permitirá aprobar la leyes de desconexión en lectura única, es decir por la vía de urgencia y sin debate parlamentario. Ciudadanos, PSC y PP intentaron frenar la petición de reforma del reglamento pero Junts pel Sí lo rechazó. La reforma será vista en una ponencia conjunta de todos los partidos, si bien los partidos de la oposición anunciaron que no participarán en la misma.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, negó en el Senado «legitimación» a la reforma y criticó la «dinámica absolutamente incomprensible» del Govern, que «niega el debate en el Parlament en una situación de tantísima envergadura». En su opinión, los partidos independentistas «habitan en una realidad paralela que nada tiene que ver con los deseos de los catalanes» porque «confunden» sus intereses propios con los «anhelos de Cataluña». El Gobierno, dijo, seguirá dando respuesta «política» y «jurídica» a los desafíos» que se plantean.

El senador y líder del PP catalán, Xavier García Albiol, avanzó que si finalmente la propuesta para la reforma exprés del reglamento del Parlament para aprobar la desconexión sigue adelante su partido solicitará, con toda probabilidad, un recurso de amparo al Tribunal Constitucional, recurso que intentará consensuar con Ciudadanos, PSC y Catalunya Sí que es Pot. García Albiol dijo que la reforma «marca la línea de locura» en la que, a su juicio, se encuentra el Ejecutivo de Carles Puigdemont.

«Están en una huida hacia delante, solos, con toda la oposición enfrente», apuntó el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Según explicó, el separatismo ha llegado a un punto «en que no sólo desobedece las leyes nacionales o la Constitución, sino que desobedece las propias leyes de autonomía catalana». Miquel Iceta, del PSC, consideró que querer aprobar leyes de trascendencia «de tapadillo» es «indigno e insoportable», y avanzó que su grupo trabajará «con todos los instrumentos de la legalidad» para que esto no suceda. El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiella, consideró que Junts pel Sí quiere «restringir y anular el debate social y político».

La portavoz del Govern, Neus Munté, calificó de «desaforadas» las críticas, y recordó que la mayoría de parlamentos autonómicos y el propio Congreso contemplan los cambios que Junts pel Sí propone.

Todos los diarios llevan a su primera la decisión de la Mesa del Parlament. Para EL PAÍS. «Junts pel Sí impone su mayoría para acelerar la ley de ruptura». «Junts pel Sí burla el Parlament para romper España», es el titular de EL MUNDO. ABC también habla de ruptura. Según el diario, el Parlament «reforma su reglamento para romper con España en dos horas». En páginas interiores, el diario apunta que el soberanismo «aplica el rodillo para la desconexión». «El Parlament abre la vía para acelerar la ruptura», titula EL PERIÓDICO, mientras que LA VANGUARDIA apunta que «JxSí inicia el trámite para una independencia exprés

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar