La prensa exige a Podemos respeto a la libertad de expresión

EL PAÍS: PABLO IGLESIAS Y SU ENTORNO TIENEN QUE RESPETAR LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN

«La libertad de información forma parte de los principios básicos de las democracias cuando funcionan realmente como tales y no como autocracias disfrazadas. Es muy grave que se menosprecie ese criterio». «El aldabonazo de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) a propósito de la decena de periodistas que han pedido amparo por sentirse ‘acosados y presionados’ por Podemos, ha llevado a la APM a existir a este partido ‘que deje de una vez por todas la campaña sistematizada de acoso personal y en redes que viene llevando a cabo contra profesionales de distintos medios'».

«Varios portavoces de Podemos se han apresurado a decir que no se reconocen en esa denuncia, pero ha dejado huellas». «Según la denuncia de la APM, h ay un bombardeo de mensajes que intenta descalificar o ridiculizar a periodistas». «El problema de fondo es que Podemos, y muy concretamente su líder, considera a los medios de comunicación un poder no electo». «Iglesias es en gran parte fruto de los medios, y no les criticaba cuando le abrían sus programas o sus páginas». «Y si el futuro ambicionado por Podemos fuera que de la información debe ocuparse el poder público, no tiene más que echar un vistazo a lo que ocurre en RTVE a favor del PP , o en tVE-3 del independentismo».

EL MUNDO: PODEMOS NO CREE EN LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN

«En una decisión sin precedentes, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha decidido amparar a un grupo de periodistas que informa habitualmente de Podemos, que se sienten acosados por el partido cuando realizan su trabajo». «La APM emitió un comunicado inusual, tanto como inaudita es la petición de amparo de esos profesionales». «Se trata de una dura declaración». «Algunos líderes de Podemos han dado muestras en repetidas ocasiones de cómo tratan a los informadores más o menos incómodos, incluso tratando de ridiculizarlos en público. Ese acoso trata de minar la credibilidad y el prestigio de los profesionales que informan habitualmente de la formación dirigida por Pablo Iglesias».

«Se trata así de engañar a los ciudadanos para que crean que el trabajo de esos periodistas está mediatizado por sus empresas o por oscuros intereses que sólo quieren la desaparición de Podemos». «Este ataque organizado de Podemos es un episodio más que refleja una forma de entender la labor de los medios de comunicación en la sociedad democrática que nada tiene que ver con el concepto de libertad de información». «Controlar desde el Estado la propiedad privada de los medios de comunicación es sinónimo de cercenar el derecho a la información». «No es muy distinto el discurso contra los medios de Trump que el que sostiene Podemos». «Al populismo, sea del signo que sea, le molesta la prensa libre».

ABC: PODEMOS PRETENDE ERRADICAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN E INFORMACIÓN

«La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) emitió ayer un duro y necesario comunicado en defensa de los periodistas amenazados por Podemos por no escribir al dictado de su obsesiva concepción de la política». «Ninguna otra descripción podría superar a la realizada por la APM después de que la estigmatización de trabajadores de la comunicación se haya convertido en una costumbre para los extremistas de Podemos que usan las redes sociales para volcar su odio cuando las opiniones discrepantes no les favorecen». «El amparo de la APM a los periodistas perseguidos se había convertido en una necesidad urgente porque esa impunidad es abusiva, y debería ser delictiva».

«Es palmario su desconocimiento de la realidad de esta profesión y de su papel corrector de los poderes públicos durante la democracia». «Podemos es sectario, amenazante y despreciativo, inadmisible para unas siglas que se sientan en el Parlamento de la nación». «Podemos pretende erradicar la libertad de expresión en España ejecutando civilmente a quienes les critican. Iglesias se ha acostumbrado tanto a periodistas serviles y cómplices de su estrategia, que quien ha osado destapar las miserias de casta de Podemos y sus purgas soviéticas se ha convertido en un enemigo a batir. Hora era de decir ‘basta'».

EL PERIÓDICO: NINGÚN PARTIDO PUEDE FIJAR LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN NI AMEDRENTAR A LOS PERIODISTAS

«La nota hecha pública por la APM contiene expresiones tan graves sobre el comportamiento de los dirigentes de Podemos con los periodistas que no deja duda sobre la veracidad de los hechos denunciados». «La APM reacciona de esta forma ante una denuncia con aportación de pruebas documentales de un numeroso grupo de periodistas». «Lo cierto es que las lamentables actitudes de algunos dirigentes de Podemos son creíbles». «Basta con escuchar lo que dicen en público».

«La última prueba, la intervención de Pablo Iglesias en Salvados, donde habló de que ciertos medios traspasan límites y líneas rojas». «Como suele ser habitual, Podemos reaccionó desviando la atención, esta vez sobre las condiciones laborales de los periodistas». «Puede que algunos medios sean hipercríticos con Podemos, pero ningún partido puede fijar los límites de la libertad de expresión cuando le afecta directamente, y menos amedrentar a los periodistas que cubren la actividad política».

LA RAZÓN: INFORMAR, LE GUSTE O NO A PODEMOS

«Los medios de comunicación son una parte fundamental para que los partidos políticos transmitan sus mensajes a la sociedad. Es una realidad». «La APN ha denunciado que un grupo de periodistas ‘se sienten acosados y presionados por el equipo directivo de Podemos'». «Dice la misma nota que ‘estas presiones también se realizan de forma personal y privada con mensajes y llamadas intimidantes'».

«Esos mensajes existen, algunos son vergonzosos e inadmisibles, y no vale esconderse en excusas de que todo es fruto de una campaña de persecución política». «La primera explicación de Pablo Echenique no ha estado a la altura». «Se extraña, dice, de que esto suceda ‘en el país de la ley mordaza'». «No debe ser casual que Trump haya inaugurado una guerra contra los medios, en la que ahora le sigue Le Pen». «La información veraz basada en hechos contrastables es el único principio al que el periodismo no puede renunciar, le guste o no a Podemos».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar