Francia, Alemania, España e Italia valoran hoy el futuro de la UE

 

El presidente de la República Francesa, François Hollande, ha invitado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la canciller alemana, Angela Merkel, y al primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, a una reunión hoy, lunes, en Versalles para contribuir a la actual reflexión en curso sobre el futuro de la Unión Europea a 27.

 Esta cumbre a cuatro se celebrará en un formato de cena de trabajo, con la vista puesta en la Cumbre de Roma del próximo 25 de marzo, que conmemorará el sexagésimo aniversario de los Tratados de Roma.

La reunión de Versalles da continuidad al encuentro que los jefes de Estado o de Gobierno de Alemania, Francia e Italia mantuvieron en Ventotene (Italia), el 22 de agosto de 2016, y a la cumbre de jefes de Estado o de Gobierno de Alemania, Estados Unidos, España, Francia, Italia y Reino Unido, celebrada en Berlín, el 18 de noviembre de 2016.

Tiene lugar en un momento especialmente relevante para la reflexión sobre el futuro de la Unión, marcado por la próxima notificación del Gobierno británico de su voluntad de retirarse de la Unión Europea, prevista para antes de final de marzo.

La cumbre se celebra en la antesala del próximo Consejo Europeo del 9 y 10 de marzo. En el segundo día de este Consejo Europeo está prevista una nueva reunión informal a 27 para tratar sobre la reflexión del futuro de la Unión y la Declaración de Roma.

En estos 60 años, la Unión Europea se ha configurado como un bloque económico de primera magnitud, con un PIB que representa casi el 25% del PIB mundial, y altos niveles de bienestar. Con un 7% de la población mundial, la Unión Europea concentra el 50% del gasto social en el mundo. Es además, un bloque comercial abierto y dinámico, primera potencia comercial del mundo por suma de importaciones y exportaciones.

Europa ha superado una crisis sin precedentes, pero persisten retos importantes en el ámbito económico, como consolidar la recuperación económica, profundizar la Unión Económica y Monetaria y avanzar en el mercado común.

Las celebraciones de Roma constituyen una oportunidad única para recobrar la perspectiva del éxito que supone el proyecto de integración europea. También permitirán debatir las reformas que es necesario impulsar para responder a las preocupaciones de los ciudadanos y garantizar que la Unión Europea y el euro continúan siendo fuente de prosperidad para todos los europeos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar