La UE pide prolongar el internamiento de los inmigrantes ilegales

La Comisión Europea pidió ayer a los países de la UE que prolonguen los periodos de internamiento de los inmigrantes en situación ilegal para facilitar los trámites de expulsión efectiva y que apuren los 18 meses que permite la normativa comunitaria para mantenerlos en los centros de detención en vez de los plazos «mucho más reducidos» que aplican la mayoría de los países, que en ocasiones no permiten completar con éxito las expulsiones. En los casos de riesgo de fuga o de no cooperación con las autoridades, la Comisión recomienda «usar toda la flexibilidad que permite la directiva» a la hora de establecer los plazos.

Según el comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, «en ningún caso se está hablando de campos de concentración» para retener a los inmigrantes sin papeles, sino de «centros de detención» y aseguró que todas las medidas que plantea la Comisión para agilizar las deportaciones «tienen cabida en los límites del Derecho Internacional y los Derechos Humanos». Las recomendaciones de Bruselas para acelerar las expulsiones incluyen a los menores no acompañados. «La idea de ponerlos en centros cerrados debe aplicarse solo cuando no haya ninguna otra manera menos coercitiva», precisó Avramopoulos, que insistió en que «sus derechos siempre tienen que tenerse en cuenta, con pleno respeto a la directiva».

Paralelamente, Bruselas aumentará la financiación a los países con frontera exterior para que lleven a cabo la política de expulsiones, así como a los países de origen de los inmigrantes que acepten firmar convenios de readmisión de sus nacionales para regularizar el procedimiento.

En los dos últimos años la UE ha recibido 2,6 millones de solicitudes de asilo. Actualmente, son reenviados a sus países de origen menos de un tercio de los inmigrantes ilegales que entran en territorio europeo. Según Bruselas, más de un millón de personas deberían ser devueltas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar