Ciudadanos retira el apoyo al PP en Murcia

 

Ciudadanos retiró ayer su apoyo al PP para gobernar la Región de Murcia, además de anunciar el inicio de conversaciones con el PSOE ante la negativa del presidente, Pedro Antonio Sánchez, de dimitir por su imputación en el caso Auditorio de presunta corrupción urbanística. Tras una reunión celebrada en Cartagena entre el presidente murciano y el secretario general de Ciudadanos en la región, Miguel Sánchez, éste anunció en rueda de prensa la ruptura del acuerdo de investidura firmado hace algo más de año y medio.

Miguel Sánchez lamentó que el presidente se haya «enrocado» en su postura, tras lo que añadió que «Murcia no se puede permitir un presidente imputado», al que acusó de haber roto el pacto, de «engañar a los murcianos» y de condicionar «la gobernabilidad y estabilidad» autonómica al «atornillarse al sillón», poniendo sus intereses por encima de la Comunidad. El secretario general de Ciudadanos en Murcia insistió en que el caso Auditorio, por el que Sánchez declarará el lunes por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, falsedad y fraude, «no juzga un asunto de irregularidades administrativas, sino delitos gravísimos tipificados en el Código Penal».

Tras la rueda de prensa de Miguel Sánchez, la consejera portavoz del Gobierno de Murcia, Noelia Arroyo, compareció para asegurar que el pacto de investidura y gobernabilidad «se está cumpliendo» y que Ciudadanos tendrá que explicar «por qué lo que vale en otros territorios no vale en la Región de Murcia», en alusión a que en Andalucía no se ha exigido la dimisión de consejeros imputados de la alcaldía de Granada.

La dirección nacional del PP mantiene su apoyo al presidente murciano a pesar de la retirada del apoyo al Gobierno de la región por parte de Ciudadanos, y del riesgo de que la oposición se ponga de acuerdo para presentar una moción de censura., según recogen los diarios, que citan fuentes del partido. Sobre este asunto, LA RAZÓN titula: «El PP aguanta el ‘ruido’ y ve inviables otras alianzas». En una línea semejante, según ABC, fuentes «del entorno» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, subrayaron ayer que el pacto con Ciudadanos está «plenamente vigente» y la voluntad del Ejecutivo sigue siendo «cumplirlo». Este rotativo dice que desde La Moncloa se envía un mensaje a Ciudadanos, al decir: «Es nuestro socio preferente».

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, respaldó la decisión de su partido en Murcia de romper el pacto con el PP tras la imputación del presidente de la Región. Rivera dijo que buscarán «alternativas» si el PP no echa a su imputado y pone a un candidato «limpio». El líder de Ciudadanos lamentó que el presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, proteja a su «implicado», lo «blinde» y lo atornille en el escaño», a pesar de estar imputado en el caso Auditorio. «Por ahí no pasamos, porque nos han votado para que no haya un presidente imputado», enfatizó. Rivera también recordó a Pedro Antonio Sánchez que la obligación de abandonar el cargo si era llamado a declarar como investigado se la impuso él mismo al comprometerse públicamente a hacerlo.

Por su parte, el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, denunció la «incongruencia» de Ciudadanos a la hora de solicitar cuándo un cargo político debe dimitir con motivo de un proceso judicial. En lo que han sido las primeras declaraciones desde que Ciudadanos le haya retirado el apoyo. Sánchez dijo que del pacto «se están cumpliendo hasta las comas» y que «de una forma extraña», Ciudadanos hace una interpretación que lo lleva a pensar y a decir que no lo está cumpliendo. En otro momento, el presidente murciano advirtió a la formación naranja que está «jugando con fuego» si se deja «arrastrar» por Podemos y PSOE.

Por otra parte, el secretario general del PSOE en Murcia, Rafael González Tovar, tras apuntar que esa región está «viviendo el final de 22 años de Gobierno del PP», puntualizó que la moción de censura es «una de las opciones, pero no la única» para que ese partido abandone el Ejecutivo autonómico. González Tovar incidió en que «no sería difícil» que hubiera un acuerdo para que el PSOE, Podemos y Ciudadanos configuren el primer Gobierno autonómico de estas características.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar