La Fiscalía Anticorrupcion pide 16 años de prisión para seis hijos de Ruíz Mateos

La Fiscalía Anticorrupción solicitó ayer un total de 16 años de prisión para cada uno de los seis hijos varones del empresario José María Ruiz Mateos, imputados por los delitos de estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes en el caso Nueva Rumasa. También están acusados Zoilo Pazos Jiménez y Alfonso Barón Rivero, miembros ambos de la familia Ruiz Mateos, así como los trabajadores y colaboradores de Nueva Rumasa Manuel Sánchez Marín, José Ramón Romero, Rufino Romero de la Rosa y Ricardo Álvarez Castaño.

El Ministerio Público sostiene que el clan familiar cometió una estafa piramidal que afectó a más de 4.100 pequeños inversores. Según el escrito de acusación, los seis imputados, junto a su padre, captaron 337,3 millones de euros de esos particulares mediante la emisión, entre 2009 y 2011, de pagarés de su holding empresarial por los que prometían rentabilidad de hasta el 10%, con el objetivo de obtener liquidez para atender los pagos de Nueva Rumasa, grupo heredado de Rumasa, que el Estado intervino en 1983.

Las 13 emisiones que se hicieron de esas participaciones, según el Ministerio Público, se anunciaron siempre ocultando a los inversores la verdadera situación económica del grupo empresarial, que ya en 2009 era incapaz de hacer frente al cumplimiento regular de sus obligaciones financieras. Según el fiscal, publicitaron una falsa idea de solvencia, «sabedores de que sería de todo punto imposible su abono». Finalmente, dejaron sin reintegrar a esos pequeños inversores 289 millones.

Los Ruiz Mateos, que recordaron ayer en un comunicado que entre 1996 y 2011 obtuvieron 13 sentencias penales absolutorias, compraron bienes para disfrute personal como coches e inmuebles, con parte del dinero captado entre los particulares.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar