Los tribunales venezolanos ratifican la condena a Leopoldo López

 

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ratificó ayer la sentencia que condena al opositor Leopoldo López a 13 años, 9 meses y 7 días de cárcel por instigación de las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en 2014. La Sala de Casación Penal rechazó el recurso de apelación presentado por la defensa de López por estar “manifiestamente infundado”. La defensa del opositor anunció que acudirá a organismos internacionales, ya que el caso queda cerrado en Venezuela.

Precisamente mañana se cumplen tres años de su encarcelamiento, después de que López se entregara voluntariamente a la justicia. Con motivo de este aniversario ayer se celebró en Madrid un acto en apoyo de todos los presos políticos encarcelados en Venezuela, en el que coincidieron los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar; el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; el exministro Alberto Ruiz Gallardón; los exalcaldes de Madrid José María Álvarez del Manzano y Ana Botella y el exsecretario general de la OTAN Javier Solana. En el acto, organizado por el despacho de abogados Cremades y Calvo Sotelo, estuvo presente el padre de Leopoldo López.

González y Aznar sumaron fuerzas para pedir la liberación de López e instaron a actuar a la comunidad internacional, respaldando la petición del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de activar la Carta Democrática a Venezuela por no respetar el orden constitucional, lo que podría llevar a su expulsión de dicha organización. “Los Gobiernos no pueden seguir mirando para otro lado”, dijo Aznar. Por su parte, González denunció que todas las pruebas contra López son “falsas” y consideró que la intervención de la OEA es ya “el único frente abierto” para demostrar la falta de democracia en Venezuela, donde la concentración total del poder en torno a Maduro “ha anulado al resto de las instituciones”.

Tras conocer el fallo del Supremo venezolano, González aseguró que “el Tribunal sabe que comete un delito de prevaricación” y que los jueces “son conscientes de estar condenando a un inocente sólo por ser un líder opositor a la tiranía de Maduro”. El expresidente, que colabora con la defensa de López, se ofreció a ayudar en los recursos ante las instancias internacionales tras una sentencia “nula de pleno derecho, arbitraria y completamente injusta”. “Los desmanes, arbitrariedades y represión del Gobierno de Venezuela no parecen tener límites”, añadió.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto