La infanta Cristina, absuelta, y Urdangarín, condenado

 

La Audiencia Provincial de Palma ha condenado a Iñaki Urdangarin a seis años y tres meses de prisión por los delitos de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos fiscales y ha declarado a la infanta Cristina absuelta de los dos delitos fiscales de los que la acusaba el sindicato Manos Limpias, aunque deberá devolver los 265.088 euros que cargó a la tarjeta de crédito de Aizoon, la empresa que compartía al 50% con su marido. Al exsocio de Urdangarin, Diego Torres, le condena a ocho años y seis meses de prisión y al expresidente balear Jaume Matas a tres años y ocho meses.

La sentencia, de 741 folios, rechaza buena parte de las acusaciones de la Fiscalía, que pedía hasta 19 años de prisión para Urdangarin y 16 para Torres, y declara absueltos a los cinco altos cargos de la Generalitat valenciana que contrataron con Urdangarin las cumbres de Valencia Summit. También quedaron absueltos la mujer de Diego Torres, Ana María Tejeiro; su hermano Marco Antonio Tejeiro, contable de las sociedades de la trama Nóos, y Salvador Trinxet, quien ideó la red societaria que sirvió para blanquear los fondos ocultos a Hacienda; así como la consejera delegada de Madrid 2016 Mercedes Coghen. Para cuatro altos cargos del Gobierno balear decreta penas de prisión de entre un año y quince meses, sustituibles por multas que no implican el ingreso en la cárcel.

Además de la condena de prisión, el tribunal ordena 7 años y un mes de inhabilitación para Urdangarin, así como una multa de 512.553,68 euros; y ocho años de inhabilitación y una multa de 1.723.843,10 euros para Diego Torres. En el caso de Doña Cristina de Borbón, será el sindicato Manos Limpias, que ejercía la acusación popular y pedía ocho años de prisión para la Infanta, el que tendrá que abonar la totalidad de las costas del proceso.

El fiscal Pedro Horrach solicitó nada más conocerse la sentencia una vista de medidas cautelares para la semana que viene en la que pedirá prisión inmediata para Urdangarin y Torres al considerar que existe riesgo de fuga.

Por su parte, la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete aseguró que no recurrirá la sentencia. “Mi trabajo termina aquí”, dijo tras conocerse el fallo.

 

 

EL TRIBUNAL CONSIDERA QUE URDANGARÍN SE APROVECHÓ DE SU POSICIÓN INSTITUCIONAL

 

Las magistradas Samantha Romero, Eleonor Moyá y Rocío Martín, integrantes del tribunal que ha juzgado el caso, consideran probado que Iñaki Urdangarin utilizó su “privilegiado posicionamiento institucional” para ejercer “presión moral” y “mover la voluntad de autoridades y funcionarios públicos” con el objetivo de conseguir contratos públicos irregulares, en los que se omitían “los trámites legalmente establecidos”. Según la sentencia, “su proximidad a la jefatura del Estado resultó determinante” para influir en el entonces presidente del Gobierno balear Jaume Matas, “que asumió sin cuestionamiento alguno sus pretensiones”, y en otros cargos públicos que adoptaban decisiones “verbales y unilaterales” para beneficiar al Instituto Nóos. Además, las condiciones de contratación eran definidas por el Duque de Palma, “coadyuvando de forma terminante al dictado” de resoluciones “injustas y arbitrarias” adoptadas al margen de la legalidad y “revestidas con posterioridad de ciertas formalidades con la intención de dotarlas de una apariencia de legalidad”.

Sobre la infanta Cristina, cuya absolución argumenta en tres párrafos, considera que “desconocía” la existencia de “ilícitos penales” por parte de su marido (delito fiscal y malversación) y que “no ha resultado acreditada su participación” en los delitos fiscales de los que se la acusaba. También la desvincula de la “ocultación del hecho imponible relativo al IRPF por el que venía obligado su esposo” en los ejercicios de 2007 y 2008.

No obstante, Doña Cristina tendrá que abonar “conjunta y solidariamente” junto a su marido la cantidad de 265.088,42 euros en calidad de “corresponsable civil a título lucrativo” del dinero ingresado en las cuentas de Aizoon, que la pareja usó para gastos comunes.

Además, la sentencia arremete con dureza contra Manos Limpias, considerando que su actuación estuvo “inspirada por la mala fe, carente de la mínima prudencia y mesura exigible”. “Sin un elemental fundamento el ejercicio del derecho a constituirse en acusación se convierte en abuso cuyas negativas consecuencias económicas no debe cargar el acusado absuelto”, resuelve, y de ahí la condena a pagar las costas.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, señaló que “no esperaba este tipo de sentencia”, con tantas absoluciones. Sobre la Infanta, dijo que “parece que la ignorancia de que ella hacía gala ha merecido el crédito” del tribunal, aunque matizó que ahora “habrá que leer” la sentencia y “entender los razonamientos” del tribunal.

La Audiencia Provincial de Palma hizo pública la sentencia que afecta a  los 17 acusados del caso Nóos. Tras casi ocho meses de análisis y deliberaciones después de la celebración del juicio, el fallo despeja definitivamente sobre las responsabilidades de los integrantes del matrimonio.

En todo caso, la sentencia no es definitiva, al existir la posibilidad de recurso ante el  Tribunal Supremo.

 


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto