Homs vatiticina el “fin del Estado español” si es condenado por el 9-N

El portavoz del PDECat en el Congreso, Francesc Homs, afirmó ayer que si el proceso judicial del 9-N acaba con condenas, será “el fin del Estado español” porque, en su opinión, se constatará que “la democracia puede ser castigada con el Código Penal”. En la víspera de ser juzgado en el Tribunal por su papel en la consulta soberanista celebrada en 2014, cuando era consejero de Presidencia de la Generalitat, Homs compareció en rueda de prensa para denunciar lo que considera “un juicio innegablemente político”.

Tras decir que se siente “un mero soldado de una causa”, Homs aseguró contar con una “muy sólida argumentación jurídica” frente a lo que considera “contradicciones flagrantes” de la Fiscalía, que pide para él nueve años de inhabilitación por los delitos de prevaricación y desobediencia, los mismos por los que el ex presidente de la Generalitat Artur Mas y sus consejeras Joana Ortega e Irene Rigau fueron juzgados hace unas semanas en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. En su opinión, si se absuelve a los acusados por sacar las urnas el 9-N “a nadie se le pasará por la cabeza decir que no se puede hacer un referéndum”, mientras que, si hay condenados, el mensaje será que “en el Estado español la democracia puede ser castigada con el Código Penal”, algo, añadió, “imposible de defender en un Estado democrático y de Derecho”.

Por otra parte, EL MUNDO publica hoy una entrevista con la ex directora del Instituto Pedraforca de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Dolores Agenjo, única responsable de un centro de enseñanza que se negó a abrir las puertas del centro para la celebración de la consulta del 9-N. Lamenta que su “apuesta por la legalidad” aquel día de 2014, que la ha convertido en un “enemigo” del nacionalismo, no fuera seguida también por el Gobierno central con la prohibición de la consulta. Preguntada por la llamada operación diálogo, dice que se echa “a temblar” cuando escucha que el Ejecutivo ha accedido a negociar las demandas de la Generalitat. “Quieren que el Estado renuncie a las competencias que le quedan en Cataluña. Y lo más terrible de todo es que ni así se va a contentar el nacionalismo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar