Una auditoría destapa otra vía de financiación ilegal de Convergència

Una auditoría interna de CDC, incluida en el sumario del caso 3%, ha destapado una nueva vía irregular de financiación que reportó a la formación nacionalista 2,99 millones de euros entre 2009 y 2013. Según informa EL PAÍS, la práctica consistía en vender en efectivo decenas de “talonarios de 40 a 250 euros”, lo que permitía a “donantes anónimos comprarlos sin dejar rastro. La ley obliga en la actualidad a identificar a quienes aporten a los partidos políticos cantidades superiores a 300 euros, a pesar de que el Tribunal de Cuentas ya alertó de que la falta de un sistema de control adecuado impedía saber si se supera ese límite.

Por su parte, EL PERIÓDICO desvela las sospechas de la Guardia Civil sobre la posibilidad de que CDC desviara dinero al extranjero a través de la venta de su sede central de la Calle Córsega de Barcelona. En el registro realizado en agosto del 2015 en el despacho del extesorero de CDC Andreu Viloca, la Guardia Civil halló documentos sobre la venta en abril del 2015 de la sede central del partido a un grupo inversor de Hong Kong, el mismo que meses antes adquirió el Hotel Asturias de Madrid. Los agentes judiciales no descartan que tras esa venta exista una operación diseñada para poner bienes del partido nacionalista fuera del alcance de las autoridades españolas recurriendo a “jurisdicciones no cooperativas”.

PSOE Y CIUDADANOS EXIGEN EXPLICACINES A MAS

 

Dirigentes del PSOE y Ciudadanos exigieron ayer explicaciones a Artur Mas sobre las informaciones que, por primera vez, le implican directamente en el cobro de comisiones ilegales por parte de CDC. El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, exigió a Mas “menos conferencias fuera de España para hablar de la independencia de Cataluña y más conferencias aquí para explicar por qué Convergència se financió con el 3% cuando él la dirigía”. “Lo que no puede hacer es envolverse en la bandera para que la gente mire a otro lado”, añadió el dirigente socialista.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, acusó a CDC de apostar por la independencia para escapar de los tribunales españoles y “tapar los casos de corrupción” con una estelada. Arrimadas acusó al partido liderado por Artur Mas de buscar con la independencia de Cataluña “una justicia controlada por ellos fuera de los parámetros de España y de la Unión Europea”. En un acto para reclamar más inversión en el Corredor Mediterráneo, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, destacó que en Cataluña también hay “un corredor de imputados, un corredor de corruptos”.

Por último, el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, lamentó que “hace demasiado tiempo” que Cataluña arrastra problemas “graves” de corrupción que afectan a los partidos que gobiernan. En este sentido, abogó por un “cambio de ciclo” político para erradicar estas actuaciones irregulares.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar