El PSOE presenta un plan económico que excluye la reforma laboral

La comisión gestora del PSOE presentó ayer la ponencia económica que el partido debatirá en el congreso que celebrará el próximo mes de junio, en la que, según destacan los diarios, no se incluye la derogación de la reforma laboral. La estrategia económica de los socialistas huye, según sus responsables, de las “recetas milagrosas”. “La credibilidad económica de hoy nos dará la credibilidad gubernamental”, aseguró el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. En este sentido, defendió que España necesita gobiernos “sensatos” y políticos “alejados del populismo, la demagogia y la simplificación”. En consecuencia, explicó que los socialistas no van a hacer “grandes promesas” sino propuestas “serias, que sean de verdad”, que le den “credibilidad”.

La “reformulación” de la socialdemocracia, el papel del Estado para “embridar” las impredecibles fuerzas de los mercados y cómo preservar el Estado de Bienestar son las bases sobre las que gira la ponencia económica del PSOE. Según explicó Javier Fernández, es necesario “reformular” la socialdemocracia para mantener el Estado del Bienestar porque es “el rompeolas de todas las crisis, es el patrimonio de los que no tienen patrimonio y el patrimonio de los socialistas”.

La ponencia económica dirigida por el economista José Carlos Díaz critica la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, pero en ningún momento plantea su derogación. Eso sí, los autores del documento responsabilizan al rescate bancario, la recesión y la reforma laboral de la “intensa deflación” salarial, en especial en las rentas más bajas. El modelo socialista, según explicó José Carlos Díaz, se cimentará en promover una “buena negociación colectiva” y crear un “marco de relaciones laborales” mediante el que se puedan aumentar los salarios y con ellos “pagar pensiones dignas”. Así, la hoja de ruta a corto plazo pasa por recuperar “los salarios de 2011” para aumentar la “recaudación del impuesto sobre la renta y las cotizaciones sociales”. El objetivo sería tapar “el agujero” que la reforma laboral ha provocado en el sistema público de pensiones y crear uno “más justo” en el que se aliente “el envejecimiento activo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar