El Gobierno crea dos órganos contra la violencia de género y llama a un pacto de Estado

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, hizo ayer un llamamiento a la unión de todos contra la violencia sexista tras convocar una reunión de urgencia con los ministros de Justicia e Interior y el secretario de Estado de Educación, en la que se acordó crear un nuevo órgano de coordinación, presidido por la propia Montserrat y una mesa permanente encabezada por la delegada del Gobierno contra la violencia de género, María José Ordóñez, que ayer tomó posesión del cargo. La ministra conminó a todas las fuerzas políticas a articular un pacto de Estado “más necesario que nunca”.

Cada tres meses se elaborará, con la colaboración de ayuntamientos, comunidades y todos los grupos parlamentarios, un informe sobre la situación de la violencia sexista, que se elevará al Consejo de Ministros para su evaluación. Además el Gobierno revisará y actualizará los protocolos de actuación interministeriales vigentes para detectar los fallos e “identificar dónde se encuentran” cuando mujeres que han denunciado maltrato luego son asesinadas.

Por otra parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, explicó que un equipo de policías y guardias civiles entrevistarán a 200 condenados por violencia machista para perfilar un “patrón de conducta” que permita evitar “potenciales agresiones a mujeres” y elaborar planes de prevención.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que el Ejecutivo trabaja para “aportar medidas” que permitan “ser cada vez más eficaces” en la lucha contra este tipo de violencia y recordó la importancia de denunciar. “Siempre que una mujer se sienta agredida, que llame al 016” para evitar “males mayores”, aconsejó.

Ayer el PSOE solicitó la comparecencia urgente en el Congreso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para que explique las medidas que pretende adoptar el Ejecutivo “dada la situación de alarma social generada por el incremento de asesinatos” que evidencia que en muchos casos “están fallando los sistemas de seguridad y protección de las víctimas”, según dijo la portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez. El portavoz de Asuntos Sociales del PP, Javier Maroto, tachó la petición de “estrategia partidista”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar