Rajoy asume que el PSOE no apoyará los Presupuestos

Según asegura LA VANGUARDIA el Gobierno intentará por todos los medios sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, pero asume ya que, sin el apoyo del PSOE, será muy difícil. El presidente Mariano Rajoy, dice el diario, parece resignado a que no se aprueben las cuentas públicas, aunque al menos cuenta con un techo de gasto y unos objetivos de estabilidad y déficit aprobados, con sus consiguientes medidas, que quizá permitan al Ejecutivo cumplir sus compromisos con Europa. Uno de los escollos que se ha encontrado el Gobierno a la hora de emprender la negociación de los PGE, tanto con Ciudadanos como con el PSOE o el PNV, socios preferentes para esta misión, ha sido que el 72% del gasto ya está comprometido en partidas referidas a “gasto social,” por lo que el margen de maniobra para negociar ha sido mínimo.

El Gobierno de Rajoy, informa ABC, por su parte, quiere involucrar a todos los grupos parlamentarios en la aprobación de los Presupuestos Generales, ya que, como subraya una y otra vez el presidente, la estabilidad de España es “responsabilidad de todos”. En esa línea, el Ejecutivo ha advertido de que si no se aprueban las cuentas públicas, no podrá cumplir, entre otras cosas, el acuerdo de investidura que el PP firmó con Ciudadanos a finales de agosto. Por su parte, desde la formación que lidera Albert Rivera se ha incrementado ya la presión sobre el PSOE para que no se desentienda del proyecto.

También sobre este asunto, EL PAÍS señala que el PSOE no firmará ningún acuerdo de calado con el Gobierno de Mariano Rajoy, incluido los Presupuestos, hasta que no se resuelva su liderazgo y apruebe su proyecto político en las primarias y en el congreso que los socialistas celebrarán en mayo y junio. La fractura interna que vive la formación aconseja a su comisión gestora extremar la distancia con el Ejecutivo toda vez que los dos candidatos actuales, Pedro Sánchez y Patxi López, reprochan a la dirección provisional sus acuerdos con el PP. El pacto educativo, añade el diario, será la excepción y tampoco se inhibirán del conflicto con Cataluña.

CINCO DÍAS indica, por último, que el Gobierno ha ofrecido al PNV cerrar la central nuclear de Garoña siempre que, a cambio, apoye la aprobación de los Presupuestos. Tras el dictamen favorable del Consejo de Seguridad Nuclear a la reapertura de la central, el Ministerio de Energía tiene seis meses para decidir si cierra la central o no. Los nacionalistas vascos, dice el diario, mantienen una cruzada histórica contra la “vieja central” situada entre Burgos y Álava.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar