Multitudinaria manifestación en Barcelona en favor a la acogida de refugiados

 

Decenas de miles de personas -160.000, según la Guardia Urbana; 500.000, según los organizadores- recorrieron ayer las calles del centro de Barcelona bajo el lema Queremos acoger para reclamar al Gobierno y a las autoridades europeas que cumplan sus compromisos de recibir a los refugiados que huyen de los conflictos que se viven en sus países de origen. Las asociaciones convocantes del acto lamentaron que España se comprometiera a acoger a 17.000 refugiados y, hasta el momento, solo haya aceptado a poco más de 700. Tras la manifestación, los organizadores se reunieron con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para presentarle las firmas de los más de 70.000 ciudadanos que se han adherido al manifiesto que reclama “un gran pacto social” para la acogida de refugiados.

Además de reclamar medidas para hacer frente a la situación de los cientos de personas que cada día se juegan la vida en aguas del Mediterráneo intentando llegar a Europa, los convocantes denunciaron que las autoridades europeas incumplen el derecho internacional en materia de asilo. La marcha estuvo encabezada por pancartas con lemas como “Cataluña, tierra de acogida”, “¡Basta de excusas! ¡Acojamos ahora!” o “¡No más muertos! ¡Abramos fronteras!”.

El acto contó con representantes de todos los ámbitos de la sociedad catalana, e incluso el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, apoyó la manifestación a través de un comunicado. “Barcelona vuelve a ser, como en otras ocasiones, no solo capital de Cataluña, sino de la solidaridad, del compromiso, de la defensa de los derechos humanos y de la paz”, declaró la alcaldesa Ada Colau, presente en la manifestación, en la que también se pudo ver a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, y a seis consejeros de la Generalitat, además de representantes de todos los partidos del arco político catalán.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar