Errejón deja de ser el “número dos” de Podemos

 

El Consejo Ciudadano de Podemos aprobó ayer por 76 votos a favor y dos abstenciones la nueva estructura orgánica de la formación planteada por su secretario general, Pablo Iglesias. De la nueva dirección desaparece la Secretaría Política que ocupaba Iñigo Errejón, lo que es interpretado por la prensa como un desplazamiento en la toma de decisiones del hasta ayer número dos del partido, que pierde además la función de portavoz en el Congreso, cargo que pasa a ocupar Irene Montero. Errejón, según se indica, llegó a un acuerdo con Iglesias para ser candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones de 2019, se así lo avalan las bases del partido. Dirigirá, además, una nueva Secretaría de Análisis Estratégico y Cambio Político.

Iglesias concede a los partidarios de Errejón tres asientos de 15 en la nueva Ejecutiva, el 20%, frente al 40% que reclamaba esta corriente. Entre los nombramientos destacados, Pablo Echenique continúa como secretario de Organización y asume también las responsabilidades de Programa. El diputado Rafael Mayoral conserva la Secretaría de Sociedad Civil y Movimiento Popular que ya ocupaba; el eurodiputado y cabeza de lista de los anticapitalistas, Miguel Urbán, asume la Secretaría de Acción en el Parlamento Europeo. La remodelación del grupo parlamentario deja fuera también a la cofundadora del partido Carolina Bescansa, que abandonó la responsabilidad de la Secretaría de Análisis Político y Social después de que decidiera quedarse fuera de la ejecutiva por discrepar de la confrontación que mantuvieron Iglesias y Errejón.

“Desalojar al PP en 2019”, nuevo objetivo estratégico

Tras la reunión del Consejo Ciudadano, Errejón evitó anunciar su candidatura a la Comunidad de Madrid por ser “muy pronto”, pero al mismo tiempo valoró el “objetivo estratégico” de la nueva dirección: “alcanzar el poder en 2019, desalojando al PP primero de las alcaldías y después de muchas comunidades autónomas”. Pablo Iglesias tampoco quiso confirmar públicamente el de Errejón a liderar a Podemos en las próximas elecciones autonómicas madrileñas, aunque señaló que le “encantaría” que así fuera. “Ojalá finalmente Íñigo apueste por encabezar una candidatura y por ganar unas primarias para ganar después la Comunidad de Madrid, pero es algo que tendrán que decidir los inscritos”, sostuvo el secretario general. El líder de la corriente anticapitalista y nuevo secretario de Acción en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, por su parte, señaló que el candidato a la Comunidad de Madrid no puede elegirse por el método del “cambio de cromos”.

Pablo Iglesias, en otro orden de cosas, también habló ayer de la necesidad de “seducir” a los socialistas para trabajar en un proyecto de país. “Ojalá seamos capaces de desarrollar nuestra capacidad de seducción política para que en el futuro, también con el PSOE, podamos trabajar en un proyecto de país”, manifestó.

Cifuentes critica que se use la CAM como “una suerte de destierro”

Durante un acto en apoyo al opositor venezolano encarcelado, Leopoldo López, celebrado ayer en Madrid, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes señaló que le parecía “una falta de respeto” que la formación morada “esté utilizando la Comunidad de Madrid como una suerte de destierro donde se manda al disidente o al que discrepa”, en alusión a las últimas confrontaciones dentro del partido entre Íñigo Errejón y Pablo Iglesias. Para la dirigente popular, “poder representar a los madrileños es de las mejores cosas que le puede pasar a un político”. También en tono crítico, el diputado y coordinador de la Ponencia Política del PSOE, Eduardo Madina, indicó que su partido “no decide las candidaturas de ninguna comunidad autónoma en ningún despacho: lo hacemos en procesos de primarias participativos porque creemos en la democracia”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar