La Fundación “Colmeiro” valora como “sombría” la salida a Bolsa de Bankia

Luís Caramés, Catedrático de Economía Aplicada

La investigación abierta por la justicia al ex Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, abre las puertas a que se aclaren algunos aspectos que la Fundación “Comeiro” considera “sombríos sobre la salida a bolsa de Bankia. Pero también cabe preguntarse si esta investigación puede ampliarse a otras actuaciones del organismo regulador en otras operaciones que han modificado de manera sustancial nuestro sistema financiero, como pueden ser la fusión y venta de algunas cajas de ahorro, elementos considerados, en su momento, imprescindibles para la reestructuración bancaria”.

La reestructuración ha costado unos 40.000 mil millones de euros destinados a una profunda transformación del sector que debería garantizar un correcto funcionamiento del sistema en los años que vienen.

 

ANALISIS Y VALORACIÓNES

 

El Grupo Colmeiro ha recopilado  análisis y valoraciones de algunos de sus miembros sobre la dimensión y consecuencias que puede alcanzar esta investigación sobre el ex gobernador y técnicos de la entidad reguladora de las finanzas españolas.

Para el coordinador del Grupo Colmeiro, el catedrático de Economía aplicada de la USC, Luis Caramés, “si los indicios que advierte la Audiencia Nacional acaban llevando a la demostración de que el regulador conocía la auténtica situación patrimonial de Bankia antes de su salida a Bolsa, el escándalo se confirmará como monumental”.

Para el economista de la USC el Banco de España “ha tardado demasiado en aportar una interpretación coherente sobre la actuación en el caso Bankia y ahora es la justicia quien acelera los tiempos”. Caramés añade que “no fue el mejor camino para mostrar al mercado que el sistema financiero era confiable, ni mucho menos. Un caso más de nacionalización de pérdidas”.

Mucho más contundente es la valoración del economista Santiago Calvo López “debe aclararse el papel que jugaron tanto el Banco de
España y la CNMV como el Ejecutivo a la hora de traspasarle el coste de unas decisiones políticas al pequeño ahorrador, y no solo en el caso Bankia, sino en todo el sistema bancario español y su posterior recapitalización con fondos públicos”.

Calvo sostiene que “unn sector tan privilegiado y conectado con el poder estatal hace evidente que las responsabilidades son tanto del Ejecutivo como del Banco de España” El economista añade que que “resultado de todo esto es un rescate bancario, que, a mi juicio, no debió producirse.”

Para Calvo “debieron ser los acreedores los que sufrieran la mala gestión de sus inversiones, no los contribuyentes. Dicho esto, una vez producido, debió haberse gestionado de tal forma que se redujera el quebranto para todos los ciudadanos”.

 

EL SISTEMA ESTÁ ACTIVO

 

Ante la posibilidad de que lo que esté en causa en estos momentos sea el propio sistema de supervisión del Banco de España, el profesor de Economía Javier Seijo considera que lo que se está enjuiciando “no es el sistema de supervisión, sino la conducta particular de algunas personas”.

Javier Seijo explica que el sistema de supervisión está compuesto no sólo del Banco de España sino también del Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (ABE). Según Seijo “los mecanismos de supervisión y regulación en España son avanzados y similares al de los países con sistemas financieros más desarrollados”.

También la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), es una entidad reguladora, con especiales competencias en cuanto a las sociedades y títulos que cotizan en bolsa, recuerda Javier Seijo. Por tanto, sus actuaciones en la salida a Bolsa de Bankia pueden ser determinantes para estimar si la OPV de Bankia se llevó a cabo en condiciones de transparencia y veracidad de la información. “Si no fue así, se habría perjudicado de manera notable a los inversores, y especialmente a los pequeños accionistas”. El economista afirma que “queda demostrado hasta qué punto se ha dañado la economía y reputación de muchas personas que fueron parte activa de la OPV de Bankia u de otras emisiones de productos financieros complejos”.

 

SISTEMA FINANCEIRO

 

El profesor de la UDC es claro en este sentido, Seijo considera que “no hay lugar a una investigación sobre el sistema en su conjunto. La práctica totalidad de la banca privada no ha recibido ayudas públicas, sólo la mayor parte de las entidades provenientes de las antiguas cajas de ahorro.” Por tanto, la mayor parte del sistema financiero no está en cuestión en este aspecto, por más que algún asunto puntual como el de las cláusulas suelo requiere de una reconsideración acerca de la transparencia e igualdad de capacidad en la contratación de servicios y productos financieros.

Para la profesora de la Facultad de Relaciones Laborales de la USC, María Bastida, la investigación a Fernández Ordoñez abre la posibilidad a conocer exactamente que aconteció en el origen y gestión de la salida a Bolsa de Bankia e identificar responsabilidades y/o omisiones. Para la profesora compostelana no es posible obviar el daño en imagen ya que este es “un factor en la configuración de expectativas y correlaciona directamente con la confianza”. Según Bastida, el sector financiero lleva años inmerso en una crisis de imagen, particularmente el Banco de España, y “este factor puede incidir en su negatividad, máxime teniendo en cuenta las recientes sentencias a los directivos de Abanca”. En cuanto al cuestionamiento al organismo regulador la profesora Bastida considera que “ el proceso de delegación transfiere autoridad, pero nunca responsabilidad”.

En relación a la posibilidad de que se cree una nueva comisión de investigación, como piden algunos grupos políticos en el Congreso, María Bastida es escéptica: “Tenemos experiencia suficiente para desconfiar del funcionamiento de estos mecanismos.” Peor reconoce que la ciudadanía se merece “poder distinguir entre acción y omisión, error o fraude, ética y responsabilidad, y saber exactamente quién ejecutaba, ordenaba y obedecía instrucciones. Y por supuesto, quién las dictaba”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar