Rajoy asegura que va a presentar los Presupuestos y que no convocará elecciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista concedida al programa “Los Desayunos de TVE”, ha defendido, en referencia a Cataluña, que “estamos mejor juntos, somos más, somos mucho mejores”. También ha dicho que este es un tema importante y difícil, aunque lo intentarán resolver “con el mayor sentido común y equilibrio”.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que su intención es que la actual legislatura “dure lo más que se pueda” porque es “lo “razonable” y porque “es positivo dar este mensaje”. En este sentido, ha dicho que no convocará elecciones y que presentará los Presupuestos para 2017.

Con respecto a las cuentas públicas, Rajoy ha asegurado que “vamos a hablar con todos”. Sí ha destacado un hecho positivo e importante: “Ya hemos aprobado el techo de gasto, lo que podemos gastar y el capítulo de ingresos”.

Asimismo, el presidente del Gobierno ha valorado positivamente los primeros cien días del nuevo Ejecutivo ya que, además de aprobarse el techo de gasto, se han dado los primeros pasos hacia acuerdos en distintas materias, entre las que ha citado la educación y las pensiones. “Algunos pasos se dan en la buena dirección”, ha añadido, y espera que “todos demos la talla”.
Cataluña

En cuanto a Cataluña, el presidente del Gobierno ha vuelto a exigir el cumplimiento de la ley, ya que lo contrario liquidaría “las reglas de convivencia” y “ya no estaríamos en un Estado de derecho y democrático”.

Después de recordar que el mundo va hacia procesos de integración y no de división, Rajoy ha subrayado que “estamos mejor juntos, somos más, somos muchos mejores, nos une nuestra historia” y “somos la nación más antigua de Europa”.

En opinión del presidente Rajoy, la solución pasa ahora por tres caminos: primero, hablar de los temas reales (financiación autonómica, dependencia, infraestructuras, etc.); segundo, poner las instituciones al servicio de todos los ciudadanos (y no solo de los independentistas); y, tercero, recuperar la cohesión interna que ha roto “la dinámica independentista”.

 

POSICIÓN DEL GOBIERNO

 

El presidente ha admitido que Cataluña es uno de los temas que más le “preocupa” y que se trata de un problema “difícil”. No obstante, el Gobierno intentará resolverlo “con el mayor sentido común y equilibrio”.

Ha defendido la actuación del Gobierno, ya que ha sido “muy clara, muy nítida y muy entendible”. Según ha explicado, ha cumplido con su obligación de garantizar la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles y, ahora, está dejando actuar a los tribunales contra quienes incumplieron la ley el 9 de noviembre.

El jefe del Ejecutivo ha calificado de “muy peligroso” que el Gobierno de la Generalitat esté ahora “condicionado, chantajeado y amenazado” por “un grupo de extremistas como la CUP”. Ha aclarado que no se refiere solo al tema de la independencia, sino que “puede haber un cambio en el modelo económico y social de Cataluña que puede llevar a una situación que, en mi opinión, no sería buena para nadie”.
Relaciones con otras fuerzas políticas

Preguntado por la limitación de mandatos, Mariano Rajoy ha apuntado que es algo “clásico” de los regímenes presidencialistas y que “en Europa no existe”. Según ha dicho, esta “debe ser una decisión voluntaria de las personas”. En cualquier caso, se ha mostrado dispuesto a hablar con las demás fuerzas políticas de este asunto, ya que era un punto incluido en el acuerdo con Ciudadanos.Pool Moncloa/JM Cuadrado

Al respecto, Rajoy ha recordado que fue reelegido presidente del Gobierno a finales de octubre y que se encuentra “bien” y “con ganas”. Ha subrayado que “España lleva tres años buenos” y que la tarea del Gobierno no ha terminado todavía. Además, ha insistido en que el objetivo es alcanzar los 20 millones de personas trabajando en el año 2020, para lo que hay que crear entre 400.000 y 500.000 empleos cada año.

Por lo que se refiere al PSOE, el presidente del Gobierno no ha querido hacer ningún comentario sobre el proceso interno de ese partido, si bien ha señalado que “intentaré tener una relación lo más razonable posible porque es lo que más le conviene a España”.

Sobre Podemos, ha apuntado que los acuerdos no serán fáciles porque su posición “está en otro campo de juego distinto del que estamos seis o siete de los partidos de las Cortes Generales”.
Conversación con Donald Trump

Mariano Rajoy ha calificado de “cordial” la conversación telefónica que mantuvo la semana pasada con el nuevo presidente de los Estados Unidos. Ha explicado que hablaron, entre otros asuntos, de la situación económica de ambos países, del Brexit y del futuro de Europa.

Según ha explicado, Trump expresó su intención de mantener “como siempre unas buenas relaciones con el Gobierno de España y también con todos los españoles”. Rajoy ha destacado que, como presidente del Gobierno español, su obligación es “llevarse bien con todo el mundo, no generar dificultades y defender los intereses de su país”.

Además, el presidente ha aclarado que no se ofreció como “mediador de nadie”, aunque sí hizo hincapié en las excelente relaciones que España mantiene con América Latina, con los países del norte de África y con los socios de la Unión Europea.

 

ESCÁNDALOS POLÍTICOS

 

En respuesta a una pregunta sobre los escándalos políticos, Mariano Rajoy ha destacado que, aunque se han hecho muchas cosas, está dispuesto a “considerar cualquier propuesta que se me haga para que seamos más eficaces en la lucha contra la corrupción y para que esto no se vuelva a repetir”.

En cuanto a la subida del recibo de la luz, el presidente del Gobierno ha señalado que, en el año 2016, la factura fue excepcionalmente baja y que, en 2017, se recuperarán los precios de 2015. Según ha explicado, la causa está en los incrementos del precio del petróleo, del gas natural y del carbón (superiores al 100%). Además, ha añadido que las condiciones meteorológicas no han ayudado mucho y ha recordado que el Ejecutivo ha congelado la parte fija de la factura.

Sobre la central de Garoña, Rajoy ha señalado que el Gobierno está escuchando diferentes opiniones y que tiene un plazo de seis meses para tomar una decisión.

Por lo que se refiere al futuro de Europa, ha dicho que es importante que se resuelvan bien los procesos electorales en países como Alemania y Francia: “Sería malo que (las elecciones) las ganaran partidos, como ha ocurrido en el Reino Unido, que al final no creían en el proyecto europeo”. Ha subrayado que el próximo mes de marzo se cumple 60 años de la firma del Tratado de Roma, el origen de la actual Unión Europea, un acuerdo que ha dado a Europa el mayor período de paz, seguridad, libertad y progreso.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar