Los cabecillas de la Trama Gürtel, condenados a 13 años de prisión

 

Los cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa, y Pablo Crespo, fueron condenados ayer a 13 años de prisión; Álvaro Pérez, “El Bigotes”, a 12 años y 3 meses, y la exconsejera valenciana de Turismo Milagrosa Martínez, a 9 años, en la primera de las seis piezas en las que se dividió el caso. El Tribunal Superior de Justicia hizo pública la sentencia relacionada con las irregularidades en la contratación del expositor de la Generalitat en la Feria Fitur, en la que también se condena a Isabel Jordán (6 años), Cándido Herrero (4 años y 4 meses) y Mónica Magariños (3 años).

El exjefe de gabinete de Milagrosa Martínez, Rafael Betoret, que ya fue considerado culpable en la llamada causa de los trajes, también ha sido condenado a 6 años de prisión, mientras que los ex altos cargos de la Consejería de Turismo, Isaac Vidal, Jorge Guarro y Ana Grau, han sido condenados a 7, 4, y 3 años, respectivamente. La exconsejera de Turismo Angélica Such y el exjefe de servicio en la Agencia Valenciana de Turismo Juan Bover han sido absueltos.

En la sentencia se condena a once de los trece acusados por delitos de asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación, falsedad y cohecho, además de determinar que el grupo Correa se creó para manipular concursos públicos y lucrarse aplicando márgenes desproporcionados, duplicando partidas y facturando gastos inexistentes. Asimismo, se concluye que la Consejería de Turismo, entre los años 2005 y 2009, alteró los criterios de adjudicación de los contratos y benefició irregularmente a las empresas del grupo Correa, a las que facilitó información privilegiada.

Por otro lado, los diarios también informan de que siete empresarios acusados en el caso Gürtelpor financiación ilegal del PP de Valencia suscribieron ayer un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción para ser condenados a penas inferiores a dos años, sustituibles por multas, a cambio de confesar que financiaron al PP en campañas electorales. Otros dos empresarios, también imputados en esta causa, tienen previsto suscribir el próximo lunes este mismo pacto, según fuentes fiscales que citan los periódicos.

Tras conocer la sentencia, el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, dijo que “la Justicia funciona” y es “una garantía para los ciudadanos españoles”, además de señalar que esas condenas no empañan la celebración del congreso nacional del PP.

A su llegada al cónclave del PP, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló su “máximo respeto a todas las decisiones judiciales”, tras lo que añadió que los tribunales deben poder actuar “con libertad”.

Preguntado por este asunto, el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, dijo que “las decisiones se tomaron en su día” y que “ninguna de las personas implicadas está en el PP.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, dijo que no hay “ninguna preocupación” en el PP por las primeras condenas judiciales por el caso Gürtel, sino más bien “todo lo contrario”, porque “ya por fin la justicia comience a fallar”.

Por su parte, el precandidato a las primarias del PSOE Patxi López señaló que el PP debe asumir “responsabilidades políticas, además de las penales”, debido a los “numerosísimos casos de corrupción que ha cometido en este país”. En alusión a la corrupción, López apuntó también que el PP ha actuado “como si esto no fuera con ellos”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar