El Gobierno gallego despeja el futuro de la industria automovilística

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que la nueva Ley de fomento de implantación empresarial contribuirá también a seguir despejando el futuro de la automoción gallega, a través de medidas como la simplificación administrativa máxima para la implantación de proyectos y el fomento de medidas específicas de dinamización de áreas empresariales.

Asimismo, y en respuesta a las preguntas de los grupos en el Pleno de la Cámara, ha afirmado que el Gobierno gallego seguirá apostando por la innovación, la investigación y el talento dentro del sector. Y, al respecto, ha recordado que gracias a la excelente competitividad de los trabajadores de la planta de PSA-Peugeot Citroën en Vigo, a la competitividad de las industrias auxiliares y al apoyo inequívoco de la Xunta y de la Administración central -a través de la Zona Franca-, el sector está avanzando y tiene una década despejada de incertidumbres.Después de precisar que los tres modelos que se van a fabricar en Balaídos supondrán una inversión estimada de 3.000 millones de euros, el responsable del Ejecutivo autonómico ha abogado por continuar impulsando el crecimiento y la competitividad de la industria de componentes que, en el último año, ha creado 2.000 nuevos puestos de trabajo, con un incremento de la facturación de un 10%.

Después de precisar que el 60 % de las piezas que fabrica la industria auxiliar gallega son para fabricantes distintos a PSA-Peugeot Citroën, Feijóo sostuvo que el precio del suelo industrial en Galicia “nunca estuvo más barato que ahora”. Destacó, a modo de ejemplo, que en Mos el derecho de superficie cuesta 2€/m2 al año, en Ponte Caldelas 1€/m2 al año y en Arbo 0,90 céntimos/m2; al año. “Y vamos a comercializar los terrenos de la Plisan en este 2017”, ha añadido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar