El Hospital público Gran Montecelo, de Pontevedra, estará listo en mayo

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, avanzó  tras una reunión con el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, que el Plan funcional del Hospital público Gran Montecelo estará listo en mayo y que se agilizarán los plazos para intentar licitarlo a finales del año que viene.

Con una inversión de 140 millones de euros, Feijóo precisó que para conseguir este objetivo, y luego de la presentación del plan funcional, la Administración autonómica intentará ejecutar de forma simultánea el contrato de elaboración del plan sectorial, del levantamiento topográfico y del proyecto básico y proyecto constructivo. “Si somos capaces de licitar de forma conjunta todos estos contratos, podremos estar en condiciones de licitar la ampliación del Hospital de Montecelo la finales de 2018”, incidió, reconociendo que se trata de un plazo “ambicioso”, en el que también hay que tener en cuenta a vía que el Ayuntamiento se compromete a hacer, el saneamiento y el abastecimiento.

Durante su intervención, el responsable autonómico recordó que en la pasada legislatura, en materia de sanidad pública se mejoró el Hospital Provincial, con la apertura de tres nuevos quirófanos,se finalizó la construcción del nuevo centro de salud de A Parda y se sentaron las bases para la construcción del Gran Montecelo, 90.000 metros cuadrados más de hospital. “Sabemos el que queremos hacer en Pontevedra y vamos a trabajar en esta legislatura para eso. Arrancamos con proyectos concretos, con calendario concreto y con presupuestos concretos para poder acometer en esta legislatura los grandes asuntos que afectan la ciudad”, afirmó, destacando cómo principales ejes de actuación: el gran Montecelo, el nuevo edificio judicial, la remodelación del edificio administrativo de Benito Corbal, la variante de Alba y el saneamiento de la ría, entre otros.

Nueva residencia de mayores

El titular del Ejecutivo autonómico trasladó también el compromiso de seguir trabajando por la mejora de los servicios sociales, como prueba la puesta en marcha de un nuevo centro de día para personas con alzhéimer, que supuso la creación de 40 nuevas plazas públicas, y el incremento de las plazas de la Galiña Azul en un 127%, con la creación de tres nuevas guarderías públicas. Y avanzó el objetivo de licitar en esta legislatura una nueva residencia de mayores en el término municipal, para lo cual se propondrá en las próximas semanas un plan director al Ayuntamiento.

En el campo del deporte, tanto el alcalde como el presidente de la Xunta acordaron llevar a cabo a construcción de un nuevo pabellón de gimnasia deportiva. Una infraestructura que, con una inversión conjunta de entre 2,5 y 3 millones de euros, dará servicio a los clubes pontevedreses, además de ponerse a la disposición del alta competición.

Infraestructuras y saneamiento integral de la ría

A lo largo de la reunión, ambos mandatarios evaluaron la situación actual de las obras del nuevo edifico judicial de A Parda, en plena ejecución y en el que se están invirtiendo 20 millones de euros para que esté finalizado en 2018. Y valoraron la redefinición del antiguo edificio de la Xunta en la calle Benito Corbal, cuya licitación se llevará a cabo este año para poner así a la disposición de los pontevedreses un edificio céntrico de 6.000 m2 entidades y asociaciones sociales, para los servicios que requiera la Universidad de Vigo para el Campus Crea y para concentrar las oficinas de empleo de la Xunta.

En materia de infraestructuras, Feijóo recordó que el trazado de la variante de Alba está aprobado y acordado. “Después de remitir el proyecto al Consello, esperamos poder sacarlo en este mes de marzo a exposición pública”. Sobre la estación intermodal recordó que serán necesarias cuatro actuaciones diferenciadas: la conexión entre las estaciones de autobuses y del tren; la rehabilitación integral de la actual estación de autobuses –propiedad de la Xunta-; la mejora de la zona de aparcamiento de la estación de autobuses así como un nuevo acceso –solicitado por el Ayuntamiento- desde la calle Josefina Arruti para mejorar todo el contorno de conectividad.

El responsable del Gobierno gallego también expuso al alcalde a voluntad de la Xunta de acometer el saneamiento de la ría de Pontevedra a través de una inversión de 45 millones de euros. Una obra que calificó de “difícil” porque es necesario construir un emisario submarino, mejorar la depuradora de Placeres y que implica a los ayuntamientos de Marín y de Poio. Junto con esto, propuso al alcalde a incorporación efectiva del ayuntamiento al Plan de viviendas vacías.

En este momento, dijo, para las grandes infraestructuras “hemos presupuesto y plazos ambiciosos” para abordar conjuntamente con el Ayuntamiento. “Hoy tenemos enfocada la legislatura para Pontevedra. Sabemos el que vamos a hacer”, añadió. “Estoy convencido de que en esta legislatura todas las cosas que acabamos de referir se pueden o finalizar o dejarlas en ejecución con el plazo que hoy el alcalde y yo acabamos de comprobar”, concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar