El Gobierno no descarta medidas coercitivas para impedir el referéndum secesionista en Cataluña

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, no descartó ayer ninguna medida para responder al desafío secesionista en Cataluña y garantizó que el Gobierno no permitirá que se celebre un referéndum ilegal, para lo que tomará las medidas “proporcionales” a los pasos que vayan dando los independentistas. En rueda de prensa, subrayó que el Estado “dispone de los mecanismos necesarios para actuar” cada vez que los independentistas tomen una medida ilegal. Preguntado si el Gobierno barajaba la posibilidad de adoptar medidas coercitivas como impedir que se abran los colegios para celebrar la votación, subrayó que el Gobierno se va a limitar a que todos cumplan la ley.

Bermúdez de Castro expuso la posición el Gobierno tras la reunión que mantuvieron la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y la portavoz de la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que acordaron trabajar conjuntamente para que en Cataluña se respete la ley y no se celebre un referéndum de independencia. Arrimadas mostró su confianza en que no haya que llegar a tomar medidas “extremas”. La dirigente de Ciudadanos pidió a Sáenz de Santamaría que atienda las necesidades de los catalanes en infraestructuras, financiación y servicios públicos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, consideró “absurdo” que los líderes independentistas digan que se va a celebrar el referéndum. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en respuesta a una pregunta del portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, esgrimió la Constitución frente al referéndum “ilegal” que defienden los partidos soberanistas y dijo que ese texto ampara la democracia y “pone freno a los abusos de los gobernantes”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, advirtió al Gobierno central, desde su cuenta de Twitter, que no dejará que se “precinte la democracia”. Puigdemont reiteró ante el cuerpo consular en Barcelona su intención de convocar “como muy tarde” en septiembre un referéndum, aunque sea sin el acuerdo del Gobierno. “Superaremos las amenazas”, enfatizó.

Entretanto, el Pacto Nacional por el Referéndum pedirá reuniones con el Gobierno central y con todos los partidos con representación en el Congreso para expresar su voluntad de “buscar el diálogo” a favor de una consulta acordada con el Estado. Así lo explicó en rueda de prensa el coordinador del Pacto, Joan Ignasi Elena, tras la segunda reunión de esta plataforma de entidades y partidos, a la que acudieron, entre otros, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el expresidente catalán Artur Mas y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Los diarios resaltan que el Pacto evitó de hablar de fechas y de unilateralidad. Al respecto, apuntan las diferencias de los soberanistas con los comunes de Ada Colau.

EL REFERÉNDUM, EN LA PRENSA DE HOY

La mayoría de los diarios refleja las medidas que está dispuesto a utilizar el Gobierno en el caso de que la Generalitat convoque el referéndum independentista. EL MUNDO titula: “Rajoy, dispuesto a impedir el referéndum por la fuerza”. Según este diario, “el Gobierno baraja aplicar el artículo 155 para precintar los colegios y tomar el mando de los Mossos”. De igual modo, LA RAZÓN dice que “el Gobierno asumirá competencias de la Generalitat si saca las urnas”. LA VANGUARDIA señala que “el Gobierno tiene previstas medidas coercitivas para evitar otro 9-N”. Por su parte, EL PERIÓDICO habla de “espiral de tensión”, y apunta que el Gobierno “precintará los colegios electorales para abortar el referéndum”. ABC destaca que “el Gobierno está preparado para intervenir en Cataluña”. En concreto, indica que “Rajoy tiene estudiados todos los escenarios y calendarios sin descartar el ‘rescate’ administrativo del 155”.

Por otro lado, el Gobierno catalán pondrá en marcha a partir de julio el nuevo sistema informático de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), que tendrá capacidad para gestionar grandes tributos como el IRPF, el IVA o el impuesto de Sociedades. El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, insistió en que han ido creando una base de datos fiscales “dentro de la legalidad”, con múltiples fuentes de información.

En otro orden de cosas, más de 20.000 personas ya se han inscrito para concentrarse frente al Palacio de Justicia de Barcelona el lunes, coincidiendo con el inicio del juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas por el 9-N.

EL PAÍS 1,18/EL MUNDO 1,8,9/ABC 1,1619/LA VANGUARDIA 1,15-17/EL PERIÓDICO 1,16-18/LA RAZÓN 1,14-17/CINCO DÍAS 29/EL ECONOMISTA 24/AGENCIAS

EL PARLAMENTO EUROPEO RECHAZA AL REPRESENTANTE DE TRUMP ANTE LA UE

Los grupos de la Eurocámara mostraron ayer su rechazo al nombramiento de Ted Malloch como embajador de EEUU ante la Unión Europea (UE) por sus declaraciones antieuropeas y reclamaron a los Gobiernos europeos que se hagan respetar ante los ataques estadounidenses a los valores comunitarios. Tanto el líder del PPE, Manfred Weber, como su homólogo socialdemócrata, Gianni Pittella, coincidieron en reclamar a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, que no siga “la senda del egoísmo” de Trump, de forma que el Brexit se convierta en “un caballo de Troya para destruir la Unión Europea”. Pittella fue más allá al pedir a los Gobierno de la UE que se comprometan a no invitar a Trump hasta que no cambie su postura de hostilidad.

La Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, confirmó que el veto a la entrada en EEUU a los refugiados no afecta a aquellos ciudadanos europeos con doble nacionalidad de alguno de los países afectados con mayoría musulmana. Así lo habría aclarado el Departamento de Estado de EEUU a la vicepresidenta de la Comisión Europea, que señaló que este hecho “no cambia la postura europea” respecto a las medidas. La jefa de la diplomacia europea dejó claro que la UE “no devolverá a nadie que tenga derecho a protección” internacional, pues “sería inmoral, injusto e ilegal”.

De igual modo, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo ayer que el veto a los ciudadanos de ciertos países decretado por el presidente de EEUU, Donald Trump, viola “principios básicos” y debería ser eliminado.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, dice, en una entrevista en EL MUNDO, que “EEUU puede criticar a la UE, pero no intentar destruirla”

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar