Gobierno y oposicion critican la política restrictiva de Trump

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, criticó ayer la orden del presidente de EEUU, Donald Trump, que prohíbe el acceso a los nacionales de siete países musulmanes, además de la confirmación de que levantará un muro en la frontera con México. Yo no estoy a favor de los vetos ni estoy a favor de las fronteras, ni creo que le mundo vaya a caminar en esa dirección”, señaló

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, admitió que el Ejecutivo está preocupado ante los efectos del veto migratorio de EEUU, al tiempo que advirtió a Washington de que la lucha contra el terrorismo se tiene que hacer con “respeto al Estado de derecho y a los derecho humanos”, sin discriminación por razones de nacionalidad o religión. “Es normal que tengamos que preocuparnos por ello y abordar la cuestión para aclarar, no sólo nosotros, sino en el marco de la UE, por ejemplo, las repercusiones que pueda tener para nuestros propios nacionales con doble nacionalidad”, indicó.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, señaló que España mantiene la defensa de sus principios, como la libertad de comercio y de movimientos de las personas, tras lo que avanzó que se mantendrá una relación con Washington “sin estridencias”.

Previamente, el expresidente del Gobierno Felipe González exigió una reacción más enérgica de la UE para “confrontar” las políticas de Trump, basadas, según dijo, en “la xenofobia y el supremacismo blanco”. “Veo todavía demasiada cobardía internacional para no responderle”, apuntó.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, reclamó “una respuesta clara y contundente. En la misma línea, el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, habló de “pedir explicaciones, pero sin estridencias”. Desde Podemos, su líder, Pablo Iglesias, calificó de “vergonzante” la actitud que está manteniendo el Gobierno español ante lo que tildó como “barbaridades” aprobadas en sus primeras semanas por el presidente estadounidense, mientras que Íñigo Errejón dijo sentirse “más orgulloso” por las declaraciones de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que por lo que hace el Gobierno que, según añadió, “está a la espera”.

LA CASA BLANCA DEFIENDE EL DESPIDO DEL FISCAL

 

La Casa Blanca defendió ayer la decisión del presidente Donald Trump de despedir a la fiscal general interina, Sally Yaes, por cuestionar el veto a inmigrantes y refugiados, además de advertir contra futuros disensos dentro del gabinete, cuya misión principal debe ser “cumplir” la agenda del mandato. En una rueda de prensa ofrecida por el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. explicó que, como fiscal general en funciones, a Yaes se le exigía “ejecutar órdenes legales” y optó por no hacerlo “en un tono desafiante”.

Por otra parte, las agencias informan de que alrededor de 900 funcionarios del Departamento de Estado de EEUU han firmado un documento interno en el que critican la orden ejecutiva para impedir la entrada de personas de siete países de mayoría musulmana y suspender la acogida de refugiados. Sobre este asunto, Spicer admitió que la Casa Blanca está al tanto de este documento, tras lo que instó a los diplomáticos de carrera a “ceñirse al programa” aprobado por Trump o “abandonar”.

Paralelamente, el presidente de EEUU, Donald Trump, nominó ayer al conservador Neil Gorsuch, como juez de la Corte Suprema. Trump pidió a la oposición demócrata en el Senado que piense en el bien del país y apoye a Gorsuch, que necesitará al menos ocho votos del partido opositor para ocupar su puesto. “Mi única esperanza es que los demócratas y los republicanos pueden unirse, por una vez, por el bien del país”. Por su parte, Neil Gorsuch prometió ejercer su nuevo puesto con la “imparcialidad” y el “valor” que se espera de todos los magistrados del país. Según LA VANGUARDIA, “la elección de Gorsuch para el Supremo decanta la mayoría”.

Por otro lado, el Gobierno de Trump se comprometió ayer a no lanzar “nunca” ataques contra ciudadanos estadounidenses en sus operaciones terroristas en el extranjero, tras la aparición de informes sobre la posible muerte de una niña de 8 años con esa nacionalidad en un ataque de EEUU en Yemen.

Los periódicos también informan de que un millar de manifestantes instaron al alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, a rectificar su apoyo a la iniciativa migratoria del presidente, durante una protesta en el centro de la ciudad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar