Puigdmont pide el respaldo de la UE para celebrar el referéndum

 Puigdemont en Bruxelas_24012017

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió ayer a la Unión Europea (UE) que “sea parte de la solución en Cataluña”, tras lo que denunció que el Gobierno haya “hasta el momento, rechazado categóricamente cualquier negociación relativa al referéndum”. En un acto en una de las salas del Parlamento Europeo, al que acudió junto al vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriores, Raúl Romeva. Puigdemont dijo que “Europa no puede mirar para otro lado, para ser coherente con los valores democráticos y principios en los que se inspira.

Carles Puigdemont, felicitó al nuevo presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, a quien pidió “que dé cumplimiento al compromiso que adquirió por carta para que el catalán sea lengua oficial también en el Parlamento Europeo. Puigdemont defendió que los resultados de las elecciones de 2015 mostraron “que una mayoría de ciudadanos quieren construir un nuevo Estado”, además de asegurar que “la oferta de diálogo es permanente”, tras lo que mantuvo su promesa de convocar un referéndum “a más tardar en septiembre”, una propuesta que calificó de “democrática y europeísta”, y que espera, dijo, “se acuerde con el Gobierno”; de no ser así, apuntó, ésta se celebrará “en cualquier caso”.

Los diarios recogen que Puigdemont no fue recibido por ninguna autoridad del Parlamento Europeo y, durante la conferencia, Tajani presidió en otra sala la recepción al cuerpo diplomático ante la UE.

Por otra parte, Raúl Romeva, sostuvo que “Europa no puede construirse subestimando a sus ciudadanos, mientras que Oriol Junqueras criticó al Gobierno por tomar, según dijo, “decisiones en funciones de criterios políticos”.

Por otro lado, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo ayer que la petición de diálogo del presidente catalán, para acordar un referéndum sobre la independencia de Cataluña, esconde una “voluntad de imposición” y una “falta de democracia” cuando advierte de que la votación se hará “sí o sí”. Catalá insistió en que en la Constitución “no cabe” un referéndum sobre la independencia “de una parte de España respecto del resto de la Nación, por lo que el Gobierno no va a poder negociar, señaló, “en ningún momento la celebración de un referéndum que no tenga soporte constitucional”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar