El ministro Dastis lamenta la supresión del castellano en la web de la Casa Blanca

 Ministro Dustis_23012017

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aclaró ayer que el cierre de la versión en español de la web presidencial se debe a “motivos técnicos” y aseguró que el equipo informático trabaja para que “todas las opciones estén disponibles” lo “antes posible”. “Esto va a llevar algún tiempo”, admitió ya que se está reconstruyendo el portal “pieza por pieza”.

La desaparición de la opción de ver traducida al castellano la página web de la Casa Blanca tras la toma de posesión de Donald Trump provocó ayer todo tipo de reacciones políticas en España. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, lamentó la supresión de la versión española de la web. “En un país en el que hay 52 millones de personas que hablan español, no es una buena idea renunciar a un instrumento de comunicación”, indicó, aunque recordó que “la gestión de la web es una cuestión interna de la Casa Blanca”.

El PSOE abogó por una iniciativa diplomática conjunta con los países hispanohablantes ante la Casa Blanca y presentó dos preguntas en el Congreso sobre la opinión del Gobierno al respecto y las gestiones que piensa realizar. La presidenta andaluza, Susana Díaz, opinó en su twitter que se trata de “un desprecio a la comunidad hispana y ataque intolerable a la segunda lengua en EEUU”. El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó al Gobierno que “pida una rectificación a la Casa Blanca”.

El director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, consideró el incidente “negativo” y “una regresión importante”, ya que “la presencia del español en Estados Unidos es imparable”. Para el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se trata de “un gesto simbólico” y “grave” porque el 18% de la población estadounidense habla español.

Los diarios reflejan la noticia con un gran despliegue. “Trump amordaza el español”, destaca EL MUNDO. La portada de ABC, que reproduce una gran letra “ñ” con las barras y estrellas de la bandera estadounidense, destaca: “La presión hispana refrena el afán de Trump por censurar el español”. En parecidos términos titula LA RAZÓN: “Contra la mordaza a 50 millones de hispanos”. EL PAÍS señala que “La Academia y los partidos piden que el español siga en la web de Trump”. LA VANGUARDIA se hace eco del “alud de críticas a la supresión del español en la web de la Casa Blanca”. EL PERIÓDICO titula: “Mala idea en la Casa Blanca”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar